•   Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • Bang Showbiz

Aunque en el pasado Nicole Kidman sufrió todo tipo de ataques y burlas por los retoques estéticos a los que se sometió para ralentizar el paso del tiempo, la popular modelo Jenny McCarthy no ha dudado en proclamar públicamente que es una de las grandes admiradoras de la australiana, entre otras razones, por el cuidado tan minucioso que dedica a su “delicada piel” con el objetivo de mantenerla impecable.

“Me arrepiento mucho de haberme expuesto en exceso al sol cuando era más joven, porque ahora tengo muchos problemas para mantener mi piel tersa y suave y me preocupa sufrir algún tipo de enfermedad cutánea. Ahora soy consciente de todo ello, pero ojalá hubiera seguido el ejemplo de Nicole Kidman, que tiene una piel muy delicada que se mantiene joven y fresca como el primer día, para acabar con la misma cara de porcelana”, se sinceró la maniquí a la edición estadounidense de la revista OK!

Empieza un reto

Nicole Kidman siempre se ha destacado por lucir grandes gafas de sol cada vez que se presenta en público y, sobre todo, por su aversión a exponerse directamente a los perjudiciales rayos solares. No obstante, en pocas semanas, la estrella de cine se embarcará en una nueva aventura cinematográfica que le llevará a rodar en pleno desierto durante dos meses seguidos, lo que supondrá sin duda alguna el mayor desafío al que jamás tenga que enfrentarse su sobreprotegida piel.

“Van a ser dos meses de trabajo intenso y voy a llevar a mis hijos conmigo. Juntos conoceremos nuevas culturas y exploraremos paisajes maravillosos, pero lo primero que vamos a hacer es embadurnarnos de protección solar para no quemarnos, ya que nuestras pieles son muy sensibles”, reconocía en una entrevista al diario The Guardian.

Su error fue el botox

En la actualidad, la popular actriz disfruta de un sólido matrimonio con el cantautor Keith Urban, con el que tiene a sus hijas pequeñas Sunday y Faith, que le ha ayudado a relativizar por completo aquellos complejos físicos que en su día le llevaron a inyectarse botox con decepcionantes resultados.

“Ya sabéis que he probado de todo para eliminar las arrugas de mi rostro, y quitando el ejercicio diario y la dieta sana, ninguno de esos métodos ha funcionado. Incluso tomé la errónea decisión de someterme a un tratamiento de botox que dejó mi rostro mucho peor de lo que estaba. Ya no lo uso y ahora puedo decir que por fin puedo mover mi frente de nuevo. Me encuentro en un momento de mi vida en el que prefiero optar por lo natural”, confesaba al diario británico Daily Mail.