•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Una porción de Nicaragua ha sido su hogar durante 181 años. Su cultura se ha difuminado a tal punto que casi se extingue, debido a la acción agresiva de otras etnias sobre ellos. Se reconocen nicaragüenses, pero ante todo son garífunas, en una nación en la que aún se sienten extranjeros.

En 2001 los garífunas, un grupo étnico que constituye una red sanguínea que se extiende por Centroamérica, Belice y Estados Unidos, gracias a la riqueza de su lengua, danza y música fueron proclamados por la Unesco como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

En Nicaragua se encuentran asentados en el Caribe, donde tienen como su “capital”, Orinoco. Hasta esa zona llegaron, movidas por su proyecto Cultura Caribe, las cineastas María José Álvarez y Martha Clarissa Hernández, en busca de conocer acerca de las costumbres de los habitantes de la zona.

Rescate

Aseveraron que al escudriñar la forma de vida de ellos y enterarse que han estado invisibilizados en los libros que cuentan la historia de una nación mestiza, en la que el rol protagónico lo lleva el Pacífico con su gente, decidieron hacer un rescate de los garífunas “para contribuir con la memoria de los nicaragüenses, porque somos un país multiétnico, con una parte de esa historia negra oculta”, afirmó la señora Hernández.

Asimismo, las realizadoras fílmicas destacaron que además de recoger la historia para mostrarla al resto de Nicaragua, también han querido, como muestra de gratitud por haberles abierto las puertas a su cultura, estrenar Lubaraun en Orinoco, lo que marcará un hito porque será la primera vez que se realice una premier fílmica en la zona.

 

Tome nota

La premier de Lubaraun será el 8 de febrero en Orinoco y el 10 en Bluefields.