•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

“Cuando llegué sabía que tenía que irme”, dijo con un tono de resignación poco usual. Al instante el entusiasmo se apoderó de él y empezó a compartir cómo llegó a Nicaragua hace seis años, encontrando tierra fértil para sembrar la semilla de la cultura.

Salvador Martínez ha sido el eje cultural de la Embajada de México en Nicaragua desde su llegada, y a pesar de que su ciclo en el país ha culminado, se va satisfecho por lo que como sede diplomática han logrado.

“Cuando vine a Nicaragua no había tantas actividades culturales como las hay hoy, y pensé que no había opción de hacer grandes cosas porque creía que era una nación árida. Sin embargo, han surgido nuevos centros culturales, y ahora la agenda es bastante rica”, dijo Martínez.

Compartiendo maíz

Asimismo, afirmó que junto al embajador que estaba al momento de su llegada decidieron incrementar los lazos culturales “tan fuertes y añejos entre México y Nicaragua, partiendo de que somos una cultura de maíz, además de que las tribus que llegaron hasta aquí los fortalecieron”.

Así fue que empezaron a reunirse con diversas instituciones para crear redes de cultura, una estrategia eficaz y efectiva, pues hoy por hoy son una de las sedes diplomáticas más activas y sobre todo promotoras de las diversas manifestaciones artísticas. “Siempre como embajada hemos buscado la forma de integrarnos, al punto que se dio la remodelación de la sede diplomática con el propósito de poder llegar a contar con un espacio propio que esperamos llegue a convertirse en un centro cultural”, advirtió, al referirse a la sala de proyección y conferencias con la que actualmente cuentan.

Actividades

Uno de los grandes aciertos de la Embajada de México en el campo cultural radica en que no se limitaron a trabajar en Managua, sino que viajaron a diversas partes del país, gracias a alianzas con entidades culturales en los departamentos. Asimismo, dijo que vieron que los nuevos escritores tenían dificultades para conseguir espacios de proyección y decidieron, ante la riqueza y la fuerza que vienen en estos jóvenes, abrirles la embajada a Noticultura.com

De las alianzas también ha resultado la llegada de una editorial mexicana que ya está editando libros de escritores nicaragüenses.

 

La importancia de la mujer nicaragüense

“Es de reconocer el papel tan importante que juegan las mujeres. Muchas de mis contrapartes son entusiastas, cumplidas y esmeradas, eso facilita mucho el trabajo. Mi respeto y reconocimiento a la mujer nicaragüense en todos los campos. Fue uno de mis hallazgos más interesantes”, dice Salvador Martínez.

Homenajeado

Esta tarde, a las 6:30, el Instituto Nicaragüense de Cultura Hispánica entregará una placa de reconocimiento por su labor cultural durante su gestión diplomática a don Salvador Martínez.