•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Con Rubén Darío como figura central de una intensa jornada en su nombre, el Colegio Pierre y Marie Curie exaltó este lunes a siete personalidades destacadas en el arte y la ciencia de nuestro país.

En un acto emotivo fue entregada la Orden Curie a Gioconda Belli, a Carlos y a Luis Enrique Mejía Godoy, a las poetas Vidaluz Meneses y Daysi Zamora, así como al investigador Jaime Bengoechea.

Todos los homenajeados se mostraron muy contentos y agradecidos por el reconocimiento, que consistió en la entrega de una placa en la que exaltaban los méritos que les hacía merecedores de tal distinción, acompañada por un ramo de flores y la colocación de una corona del mítico y simbólico laurel.

A domicilio

Entre los artistas distinguidos se encontraba el poeta Francisco de Asís “Chichí” Fernández, sin embargo, por sus condiciones de salud no pudo asistir al acto en el que fue representado por su nieto Andrés Cuadra Fernández, de seis años, quien se convirtió en un digno embajador y recibió la orden en nombre de su abuelo.

No obstante, las autoridades del Colegio Pierre y Marie Curie, optaron por llegar a la casa del poeta Fernández para entregarle la placa que textualmente dice que “su obra expresa la sensibilidad de un poeta enamorado muy en serio de la vida, la que inmola en cada verso desde un testimonio que alcanza lo sublime de las cuatro estaciones de lo humano: el amor, el sueño, la vida y la muerte, los bastiones sobre los que descansan sus versos. Por haber logrado la hazaña épica de poner a Nicaragua como la capital de la poesía del mundo”.

La placa fue entregada por la señora Martha Zamora, en representación de la Junta Directiva del colegio.

 

Emotivo

Visiblemente emocionado, diezmado en su salud pero fuerte en el espíritu de lucha, “Chichí” dijo: “Agradezco muy profundamente esta orden que me otorga el Colegio Pierre y Marie Curie, y lo quiero agradecer más aún porque es un colegio que tengo la certeza de que enseña a los alumnos a dudar, que no les da certeza en la vida. Cuando un colegio le enseña al alumno a dudar le está enseñando a buscar cómo desentrañar las verdades ocultas, a desentrañarse uno mismo, a ver al mundo con temores”.

Inmediatamente le colocaron la corona de laurel a “Chichí” y procedieron a que impregnara sus manos en el cemento fresco que las inmortalizará, al igual que las de los demás homenajeados.