•   Hollywood  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Las estrellas de Hollywood mostraron una sutil elegancia y mucho glamour de la vieja escuela en la alfombra roja de los premios Oscar, cuando para alegría de todos salió el sol justo a tiempo para la noche anual más importante de Hollywood.

La keniana-mexicana Lupita Nyong’o, ganadora del Oscar a mejor actriz de reparto por su papel en el drama histórico “12 años de esclavitud”, impactó con un vestido sin mangas azul pálido plisado de Prada con un pronunciado escote en V y una diadema como tocado.

“Es un azul que me recuerda a Nairobi, quería tener algo de casa”, dijo la actriz keniana nacida en México, quien se ha convertido en favorita de los críticos de moda durante la temporada de premios de Hollywood, en declaraciones a Ryan Seacrest del canal de televisión E!.

La actriz australiana Cate Blanchett, que se quedó con la estatuilla a la mejor actriz por su papel en la película de Woody Allen “Blue Jasmine”, lució un vaporoso vestido de Armani, transparente y cubierto de pedrería. “Es pesado, pero me encanta”, aseguró la artista, generalmente aplaudida por sus elecciones de moda.

Tonos pálidos, el denominador común

Los vestidos en tonos pálidos fueron el denominador común en la alfombra roja: a la tendencia se sumaron la coestrella de Blanchett Sally Hawkins, la nominada a mejor actriz y gran dama de Hollywood Meryl Streep, la estrella de “Frozen” Kristen Bell, la australiana Naomi Watts y la actriz francesa Julie Delpy. Amy Adams, que sobresale en la comedia “Escándalo americano” —por la que estaba nominada como mejor actriz— por sus escotados vestidos y blusas y un espectacular vestido gris de lentejuelas, eligió el domingo un sencillo e impecable ‘strapless’ azul de Gucci con corte peplum.

Adams admitió que prefirió recoger en un moño su larga melena pelirroja ante la amenaza de lluvia, y contó a la cadena ABC que su peinado estaba inspirado en el ‘look’ de Kim Novak en el clásico de Alfred Hitchcock “Vértigo”.

 

Lawrence nunca pasa inadvertida

De “Escándalo americano”, Jennifer Lawrence, quien perdió ante Nyong’o como mejor actriz de reparto, atrapó todas las miradas con un hermoso vestido palabra de honor rojo de Christian Dior y el pelo corto engominado.

En un percance que recordó su famosa caída el año pasado cuando subía al escenario para recibir su trofeo de mejor actriz secundaria por “El lado luminoso de la vida” (“Silver Linings Playbook”), Lawrence se tropezó en la alfombra roja el domingo. “Si ganas esta noche, creo que deberíamos llevarte nosotros el Oscar”, bromeó la maestra de ceremonias de la gala, Ellen DeGeneres, al comienzo del show. DeGeneres también marcó tendencia la noche del domingo: eligió una sucesión de tres trajes esmoquin de Yves Saint Laurent muy comentados.