•   MÁLAGA  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El actor Antonio Banderas regresó una vez más por Semana Santa a su natal Málaga, en el sur de España, para “descansar” de la “vorágine” de cuatro películas este año y disfrutar de su “gente”, según dijo.

Como en otros años, el actor participa activamente en los eventos de la Semana Santa malagueña y ayer marchó en el desfile procesional de María Santísima de Lágrimas y Favores, de las Cofradías Fusionadas.

Proyectos de cine

Este año, Banderas llegó a Málaga sin la “familia americana”, en alusión a su esposa, la actriz Melanie Griffith, y sus hijos.

Tiene algunos proyectos en mente, pero después de “una película detrás de otra”, pretende “descansar un poquito”, según dijo a los periodistas antes de la salida del desfile desde la iglesia de San Juan de Málaga.

Aunque insiste en que su objetivo ahora es descansar, entre sus proyectos cinematográficos está la película “Guernica”, en cuya financiación están trabajando, y también otras iniciativas “interesantes” en Estados Unidos en televisión, un medio que se ha convertido en “muy atractivo para mucha gente”.