•   Nueva York  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El actor mexicano Gael García Bernal rastrea los pasos de un inmigrante indocumentado muerto en la frontera entre su país y Estados Unidos, en un duro docuficción que estrenó el pasado viernes en Nueva York.

“¿Quién es Dayani Cristal?”, de García Bernal y Marc Silver, denuncia la tragedia ignorada de los miles de inmigrantes que perecen en el desierto durante el peligroso intento por entrar en el territorio estadounidense, protegido por una muralla de seguridad.

Unos 200 cadáveres de inmigrantes sin papeles son hallados anualmente en Arizona (sur de EE.UU.) y el filme comienza precisamente con el descubrimiento de un cuerpo no identificado cuya única pista es un tatuaje en el pecho que dice “Dayani Cristal”.

La película narra en forma paralela el proceso de identificación del cadáver y el intento de García Bernal de ponerse en la piel de ese inmigrante y recrear su periplo desde un pueblo de Honduras hasta la frontera entre México y Estados Unidos.

Gracias al trabajo de los forenses del condado estadounidense de Pima --que participan activamente en el filme-- y las autoridades hondureñas, este es un caso exitoso en el cual se logró finalmente establecer la identidad de Dilcy Yohan Sandres Martínez, de 29 años, casado y padre de tres hijos.

De manera minuciosa, la parte documentada rearma la vida de Dilcy con entrevistas a su familia y amigos en El Escanito, un pueblito hondureño, donde se detallan las penurias económicas que lo llevan a partir a él y a muchos otros jóvenes.

Dayani Cristal resulta ser el nombre de la pequeña hija de Dilcy, que además tiene a uno de sus niños enfermo de leucemia.

Periplo con inmigrantes reales

“Después de dos viajes a Arizona conseguí permiso para estar con el equipo de rescate que recorre el desierto. Dayani Cristal fue el primer cadáver que filmé”, contó Silver el jueves por la noche en Nueva York en el pre-estreno del documental, que ya fue exhibido en algunos festivales.

“Hay dos líneas narrativas: el cadáver viajando de Norte a Sur, y Gael haciéndolo de Sur a Norte”, agregó el cineasta, que comenzó a trabajar en el proyecto 5 años atrás.

En la parte de ficción, García Bernal cruza en balsa la frontera entre Guatemala y México y allí se sube a “La Bestia”, los trenes que atraviesan el país y en cuyos techos viajan los inmigrantes desafiando a los cárteles de la droga y otras bandas delictivas que acechan en el camino.

Apasionante

El actor de “Amores perros” (2000) y “Babel” (2006) comparte la travesía con personas reales y muestra por ejemplo los refugios que existen para albergarlas a lo largo de esa línea férrea, verdaderas “estaciones de tren clandestinas”, como cuenta.

García Bernal se detiene recién cuando el vallado que separa Estados Unidos de México ya está a la vista, en el momento en que quienes quieren cruzar deben pagar hasta 1,500 dólares a los contrabandistas para que los lleven a un lugar franqueable de la muralla y salten para vérselas luego con el desierto.

Silver explicó que la filmación de esas escenas en Guatemala y México fue “más fácil” de lo pensado y destacó la “ayuda” recibida de parte de los inmigrantes.

 

5

años trabajó el cineasta en este proyecto fílmico.

 

200

cadáveres de inmigrantes sin papeles son encontrados anualmente en el desierto de Arizona.

 

 

"Hay dos líneas narrativas: el cadáver viajando de Norte a Sur, y Gael haciéndolo de Sur a Norte".

Marc Silver

CINEASTA