•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El nuevo fenómeno musical se llama Lorde. Este es el nombre artístico tras el cual se oculta una neozelandesa de 17 años, que ha hecho sonar en todo el mundo su éxito “Royals”. Después de conseguir dos premios Grammy, se perfila como cantante prometedora que, con su actitud, se escapa del típico perfil de estrella juvenil.

El pasado marzo, Bruce Springsteen sorprendió al público de uno de sus conciertos en Nueva Zelanda interpretando una versión acústica de “Royals”. De esta forma, The Boss se suma a la lista de personas que se han visto atrapadas por esta pegadiza canción, firmada por un nombre que hasta hace poco era desconocido pero que ahora resuena tanto como sus composiciones: Lorde.

Álbum

Ella Marija Lani Yelich-O’Connor es el nombre real de Lorde, ha alcanzado fama a nivel mundial. Con solo un disco en su haber, “Pure heroine” (2013), y su primer “single” como bandera --el citado “Royals”-- el éxito rebasa a esta artista, que ha visto reconocido su talento con dos Grammys (a la mejor canción del año y a la mejor actuación pop solista) y un Brit Award a la mejor artista internacional femenina.

El videoclip de “Royals” ha superado la barrera de los 200 millones de visitas en Youtube, su disco se situó en su lanzamiento en el primer puesto de iTunes y ha encabezado las listas de ventas de todo el mundo. Lorde es una de las últimas confirmaciones del Rock in Rio Lisboa, que comenzará el próximo mayo; todos ellos datos que consagran a la neozelandesa como la nueva estrella de moda.

Pero Lorde no es un fenómeno juvenil corriente, ya que su imagen como artista y su actitud, reivindicativa y en ocasiones cercana a la polémica, la aleja de otros iconos adolescentes, como por ejemplo Justin Bieber, Selena Gómez o --en su día-- Miley Cyrus. Pero, ¿qué es lo que le hace diferente?

Mucha profundidad

Ya lo destacó el cantante Keith Urban cuando mostró su admiración por ella: las composiciones de la neozelandesa tienen una profundidad que no se encuentra en las de otros intérpretes de su edad. Y es que las canciones de Lorde no giran únicamente alrededor del amor y desamor.

Ella misma confesó a MTV News que su línea es bastante diferente: “Creo que las influencias que hay en la industria para gente de mi edad, como Justin Bieber o quien sea, quizá no son una descripción muy real de cómo es ser una persona joven”, aventuró la cantante, que demuestra no cortarse a la hora de defender sus principios en público.

Lorde también aprovecha sus declaraciones para defender la causa feminista y no duda en señalar aquellas canciones que se ponen de moda y, sin embargo, constituyen un mal ejemplo para las mujeres jóvenes, desde su punto de vista.