•   Ginebra  |
  •  |
  •  |
  • EL PAIS

Ser millonario y dueño del equipo de futbol AS de Mónaco, son dos condiciones que no catapultaron tanto a la fama al ruso Dmitri Ribolovev, quien recientemente llegó a la cima de la popularidad gracias a que debido a sus constantes infidelidades, su esposa decidió divorciarse.

Pobrecita

Hasta ahí, una historia más. Sin embargo, el caso cobra relevancia por la cantidad de dinero que está en juego. Ribolovev tendrá que pagar a su "pobre" y engañada esposa, de inmediato y en efectivo, 120 millones de euros, más una pensión trimestral de 370,000. 

Además, según El País, a ello se suma la propiedad de una mansión en el barrio ultraselecto de Cologny, en Ginebra. Seguramente el magnate ruso la pensará para volver a casarse y más aún para ser infiel, después de tan grande desembolso. Su fortuna está estimada en 8,800 millones de francos suizos (casi 7,200 millones de euros). Se sabe que ha creado diversas empresas en Chipre para proteger su fortuna.