•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Ella es una mamá amorosa, cómplice de los éxitos de su hija María Candelaria. Cuando habla de su retoño sus ojos se iluminan y el orgullo no le cabe en el pecho. Pero en esta ocasión la excusa de doña Norma Helena Gadea para cantar es, precisamente, celebrar el Día de las Madres Nicaragüenses, pero de una manera distinta. “Quiero regalarle este concierto a las madres que no están, como la mía, las madres omnipresentes, para quienes tuvimos la dicha de tener una relación bárbara, la quiero recordar sin lamentos y festejando todo lo que pude aprender de ella”, dice. La oportunidad es propicia para celebrar a la madre desde su ser mujer, “quiero que las madres se sientan dignificadas, ese es mi objetivo. Evocar su juventud con algunos tangos y boleros”, comenta.

Puro amor

El talento por la música indiscutiblemente viene de su mamá. “Mi mamá nos cantó a los siete hijos desde la cuna, ese amor que tenía de alguna manera lo aprendí para amar a mi hija, y amarla es aprender a soltarla y soy feliz porque ella lo es. Agradezco a Dios que tengo la hija que soñé”, comparte Norma Helena.

Este especial concierto contará con el acompañamiento instrumental del reconocido guitarrista Eduardo Araica, el talento de Tránsito Gutiérrez, Fernando Escorcia en el saxofón y como invitado especial José Antonio Argüello. Se realizará en Ruta Maya a partir de las 8:30 pm y tiene un costo de admisión de 150 córdobas.