•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Cuando se habla de artistas inmediatamente se piensa que ellos llevan una vida llena de excentricidades, más cuando de diversión se trata; sin embargo, conversando con algunos sobre cómo se divierten y cuáles son sus sitios favoritos para hacerlo, pudimos enterarnos que la mayoría de ellos prefieren los ambientes naturales, tranquilos y acogedores. Todos coinciden que entre sus mejores programaciones para pasarla bien está la de disfrutar de una buena tertulia en casa con sus amigos.

 

No es cosa de edad

Katia Cardenal no se considera la típica artista bohemia. La cantautora nicaragüense no es muy dada a visitar bares y discotecas, por el contrario, busca el acogedor ambiente de la naturaleza. No obstante, aclara que esto no tiene que ver con su edad, sino que siempre fue así. Entre sus actividades preferidas, está la visita a reservas naturales y puede vérsele muy frecuentemente en conciertos de otros artistas. "A mí me gusta visitar el mar, sacar la guitarra y cantar, o ir a tomar un café", aseguró.

 

Gusto por el arte

Son relativamente muy jóvenes, sin embargo, los chavalos de la banda de rock alternativo Ecos no difieren mucho en sus gustos con Cardenal. Conversamos con su vocalista (Alejandra Rodríguez) y con Pavel Palma, líder y compositor de la banda, y nos comentaron que la mayoría de las veces que salen, lo hacen juntos. “Somos amigos y para nosotros como banda es importante mantenernos juntos”, dijo Alejandra. Estos roqueros prefieren reunirse en casa de sus amigos y tocar sus canciones y cuando van de salida prefieren participar en actividades vinculadas al arte. “Nos gusta ir a exposiciones de pintura y todo lo que tiene que ver con el arte, no somos muy fans de las discotecas, no nos emocionan mucho”, declararon. Como es de esperarse, acostumbran también ir a conciertos, más cuando de música nacional se trata.

 

Tradición cervecera

Los integrantes de Malos Hábitos son un tanto “cerveceros”, porque frecuentan los lugares donde hay conciertos como Quilombo, Uruk Kalli o el Caramanchel; cuando no hay concierto, visitan las terracitas cerveceras. “Tenemos una tradición de que al menos una vez a la semana exista ensayo y salida”, asegura José Abraham Montealegre, vocalista del grupo. Como agrupación evitan las discotecas: “No es nuestro ‘feeling’ bailar”, asegura. Este roquero también mencionó que dedica un tiempo para ir a algún "lugarcito”, para comer con su esposa y familia.

 

En bohemia

Noel Noguera, baterista de División Urbana, evita los lugares muy iluminados: “Eso me mata el ambiente y me hace sentir en la morgue". Este músico prefiere los lugares alternativos o bohemios. “Nunca planifico una salida, por lo general lo que hago es que si tengo ganas de salir, mando un mensaje colectivo a mis amigos para ver por dónde andan y dependiendo de donde estén, elijo... puede ser algo relax, algo bullicioso, algo roquero o algo alternativo, va en dependencia de mi estado de ánimo”.

 

Vida en familia

Para Orlando Marco, vocalista de División Urbana –una de las primeras banda punk de Nicaragua–, las cosas han cambiado mucho y lleva una vida en familia. “Ya casi no salimos, nos reunimos cuando tenemos que tocar”. Para divertirse, el líder de la banda prefiere reunirse en casa de algún amigo.