elnuevodiario.com.ni
  •   Buenos Aires, Argentina  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La demanda de la modelo argentina María Belén Rodríguez contra los buscadores de internet Google y Yahoo! por la vinculación de su imagen a sitios web pornográficos regresó hoy a la Corte Suprema de Argentina, en la segunda y última jornada de la audiencia pública.

"Google sostiene que no hay daño, pero que el hecho es ajeno, que no les corresponde responsabilidad alguna. Nosotros sostenemos que no es así, que tanto Google y Yahoo! capturan contenidos y elaboran índices conforme a criterios establecidos, que responden al provecho de las compañías", expuso el abogado de Rodríguez, Raúl Castex, ante el máximo tribunal argentino.

"Apuntamos a la conducta de los buscadores, que vinculan de forma falsa a María Belén Rodríguez con sitios de pornografía", continuó Castex, quien pidió regular los sitios web con contenido sexual.

Al ser consultado por los magistrados sobre por qué denunciaron a los buscadores y no a los propietarios de las páginas pornográficas, el abogado argumentó que estos son difíciles de identificar y consideró que son Google y Yahoo! quienes generan el vínculo con esas páginas.

Las compañías tecnológicas respondieron que los resultados de las búsquedas son generados de forma automática por robots y algoritmos y sólo bloquean vínculos al detectar una ilegalidad manifiesta.

Filtro para menores

En nombre de Google, Mariano Florencio Grondona admitió que el buscador tiene un filtro para menores, pero señaló que incluso en este "hay muchos errores".

El buscador recibe millones de denuncias cada mes, pero sólo bloquea resultados al detectar una "ilegalidad manifiesta" o por "una orden judicial", sostuvo Grondona, quien señaló que Rodríguez debería haber denunciado a los propietarios de los sitios pornográficos.

En la primera jornada de la audiencia pública, celebrada el pasado jueves, expusieron ante los magistrados de la Corte Suprema "Amigos del Tribunal".

En la causa se analiza la responsabilidad aplicable a los buscadores de internet, cuya actividad permite la vinculación o enlace con sitios o páginas web en los que se suministran contenidos que pueden afectar la dignidad, honor, intimidad o imagen de las personas", informó el Centro de Información Judicial.

El conflicto se plantea entre las cláusulas constitucionales que protegen la libertad de expresión, el derecho a la información y el ejercicio de una industria lícita, con las normas de igual jerarquía que tutelan los derechos de las personas.

Ganó en primera instancia

Rodríguez ganó el juicio en primera instancia, en un fallo que condenó a los buscadores a indemnizarla con 120.000 pesos (14.870 dólares) y a retirar de sus resultados de búsqueda los sitios que la vincularan con pornografía u oferta sexual.

La Cámara Civil redujo la indemnización a menos de la mitad y revocó la medida de retirar los sitios de sus búsquedas.

Tras escuchar a las partes durante la audiencia pública, el máximo tribunal emitirá en las próximas semanas su fallo, que fijará un criterio definitivo en la materia.