•  |
  •  |
  • END

La cantante sudafricana Miriam Makeba, de 76 años, conocida en todo el mundo como “Mama África”, falleció en la madrugada del lunes, por paro cardiaco después de participar en un concierto a favor del escritor Roberto Saviano, amenazado de muerte por la mafia.

Voz legendaria del continente africano y un símbolo de la lucha contra el régimen del apartheid, Miriam Makeba se encontró mal después de haber cantado media hora en un concierto dedicado al joven autor del libro “Gomorra”, en Castel Volturno, cerca de Nápoles (sur).

“Fue la última en salir al escenario, después de otros cantantes. Hubo un bis y en ese momento alguien preguntó si había algún médico entre el público. Miriam Makeba se había desmayado y estaba en el suelo”, según un fotógrafo de la AFP.

Trasladada rápidamente a una clínica de Castel Volturno, falleció poco más tarde, según la prensa italiana.

Un millar de personas había asistido a este concierto contra la mafia, en una localidad considerada bastión de la Camorra, la mafia napolitana, donde seis inmigrantes africanos y un italiano fueron asesinados en septiembre pasado en circunstancias no dilucidadas.

En “Gomorra”, Roberto Saviano sumerge al lector en el imperio de la Camorra con sus tráficos, sus jefes y sus clanes. El libro, traducido a cuarenta idiomas, fue adaptado para el cine y obtuvo el premio del jurado en el último festival de Cannes antes de ser elegido para representar a Italia en los Oscar.

Miriam Makeba, que nació el 4 de marzo de 1932 en Johannesburgo, había aceptado participar en este concierto dedicado a la lucha de Roberto Saviano, acompañada por sus siete músicos.

Makeba había visto cómo se volcaba el destino de su país en 1947 con la llegada al poder de los nacionalistas afrikáners. A los 27 años se marchó de Sudáfrica por necesidades de su carrera, tras lo cual se le prohibió la entrada en el país por su compromiso con la postura antiapartheid.

Fue un exilio que duró 31 años y que la llevó a vivir en diferentes lugares entre Europa y Estados Unidos. La cantante tenía mucho éxito, aunque su matrimonio en 1969 con el líder de los Black Panthers Stokely Carmichael, del que se separó en 1973, no acabó de gustar a las autoridades norteamericanas que la forzaron a emigrar a Guinea.