•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La princesa de Asturias, Letizia Ortiz, será la nueva reina de España tras la abdicación del rey Juan Carlos, quien cedió el trono y la jefatura del Estado a su hijo, el príncipe Felipe de Borbón, esposo de Ortiz.

La historia pareciera sacada de un cuento de hadas. Una destacada periodista fue quien le robó el corazón al futuro rey de España. Letizia será la primera reina de origen plebeyo y fue quien le dio un toque moderno a la familia real española. Ha sido amada y criticada por la prensa del corazón.

Sorpresa

Su nombre se volvió viral cuando el príncipe de Asturias dio a conocer su compromiso con la destacada periodista. Letizia trabajó tanto en medios escritos como en televisión, su padre es también periodista, fue él quien le enseñó amar el mejor oficio del mundo.

Tras su matrimonio con el príncipe Felipe, Letizia ha estado siempre en el foco de los medios españoles y prensa rosa, ya que sus cambios físicos han sido muy notorios.

Su esquelética figura

Muchos medios han publicado información sobre su excesiva delgadez y la han asociado con problemas alimenticios.

Pese a ser considerada una de las princesas más elegantes de Europa, la extrema delgadez de Letizia ha estado siempre en boca de todos.

En el año 2005 saltaron las alarmas y se habló de desórdenes de alimentación. La revista francesa Paris Match llegó a insinuar que doña Letizia sufría el “mal de las princesas”, cuyo caso más conocido fue el de Victoria de Suecia, que sí reconoció haber sufrido anorexia. Y también ocurrió por unas imágenes tomadas en una cena de gala en el Palacio Real de Madrid, donde la princesa lució también sus hombros. Tanto se habló del tema, que la Casa Real tuvo que desmentirlo con un comunicado y asegurar que la esposa de don Felipe come lo suficiente y tiene buena salud”, detalla un artículo del sitio www.diezminutos.es.

Cirugías

Es evidente que a la futura reina le gusta verse espléndida con el paso del tiempo y ha recurrido a las cirugías para mantener esa imagen espectacular. La prensa rosa ha dicho hasta el cansancio que la princesa de Asturias ha abusado de los cambios estéticos, sin embargo, ella siempre luce serena y bella a los 41 años.

“Letizia ha pasado por quirófano al menos tres veces. En la primera ocasión se sometió a una septorrinoplastia, para perfeccionar su tabique nasal y dar armonía a su rostro, a la vez que supuestamente se sometía a una operación de barbilla, “debido a problemas respiratorios”, según la Casa Real. Más adelante se realizó un microlifting, para suavizar su marcada mandíbula. Antes de casarse con el príncipe ya se había sometido a una cirugía de aumento de pecho, que se repitió años después, para cambiar dichos implantes. Al parecer, su delgadez extrema le profería un aspecto de busto plano”, según el sitio www.multiestetica.com.

Siempre impecable

La princesa Letizia invierte en su físico y le gusta mantenerse bien. Se dice que hace mucho gimnasio, utiliza bótox, es amante de usar extensiones y pestañas postizas. “ Letizia es incondicional de los tratamientos faciales no invasivos. Rellenos con ácido hialurónico que borran pequeñas arrugas y dan a sus pómulos un aspecto jugoso, tratamientos de hidratación intensiva y exfoliaciones suaves que activan el colágeno para rejuvenecer la piel sin que apenas se note, son algunos de sus tratamientos de belleza habituales”, publicó el sitio.www.elpaismoda.com.

 

2 hijas ha procreado con el príncipe Felipe.

 

Una mujer con carácter

Letizia Ortiz Rocasolano

Edad: 41 años

Profesión: periodista

 

Es madre de dos hijas, la heredera del trono, Leonor, nacida el 31 de octubre de 2005, y Sofía, nacida el 29 de abril de 2007. En el año 2002 cuando conoció al príncipe Felipe, estaba divorciada del escritor Alonso Guerrero, uno de sus antiguos profesores de Literatura, con quien se casó en 1999, tras diez años de vida en común, y de quien se separó un año después.