•  |
  •  |
  • EFE

Un violinista virtuoso y una silla de ruedas inteligente capaz de sortear obstáculos son los dos últimos robots que el gigante nipón Toyota ha añadido a su lista de compañeros autómatas, según informó hoy la compañía.

El músico androide, de metro y medio de altura y 56 kilos, está dotado de un brazo capaz de realizar movimientos similares a los del ser humano, e incluso, imitar el gesto para producir un "vibrato" como un verdadero músico.

Por su parte, la silla de ruedas inteligente, de un metro de alto y 150 kilos, está capacitada para moverse en todas direcciones, y sortear escalones y obstáculos.

Este robot tiene una autonomía de 20 kilómetros y puede desplazarse a una velocidad media de 6 kilómetros por hora y superar cuestas de hasta un 10 por ciento de desnivel.

De forma similar a lo que sucede en la Fórmula 1, la división de robótica de la compañía japonesa desarrolla este tipo de prototipos para posteriormente generalizar los avances tecnológicos que contienen y aplicarlos a otros productos.

En el caso del violinista, el énfasis de Toyota se ha puesto sobre el desarrollo de un bípedo que pueda realizar movimientos complejos con sus brazos con el objetivo de que posteriormente pueda colaborar en las tareas domésticas o en el cuidado de enfermos.

La silla de ruedas estaría destinada a facilitar el desplazamiento de personas de movilidad reducida, así como el transporte de cargas.

La división de robótica de Toyota está centrada en diseñar nuevos productos que puedan mejorar la vida de las personas en los campos de las tareas domésticas, el cuidado de enfermos, la fabricación de manufacturas y el transporte de personas en distancias cortas.

La compañía nipona anunció asimismo que espera que los avances tecnológicos presentados con estos dos nuevos robots puedan aplicarse y generalizarse para 2010.