• Brasil |
  • |
  • |
  • AFP

Un niño guatemalteco de seis años, que vio frustrada su intención de saludar en el túnel de vestuarios al astro argentino Lionel Messi en el Mundial de Brasil, retornó a su país “muy contento”, indicaron este martes organizadores del viaje.

Agustín “vino feliz y tranquilo, junto a su padre, Raúl Illescas, quien nos manifestó que en ningún momento su hijo se sintió triste, sino estaba muy contento”, comentó Carmen López, del área de mercadeo de una transnacional de comida rápida que pagó el viaje.

Agustín intentó saludar a Messi el domingo, previo al juego de Argentina contra Bosnia por el grupo F, pero el ídolo argentino no lo vio y saludó a los árbitros, una imagen que dio la vuelta al mundo. López explicó que Agustín encabezaba la fila de niños para acompañar a los jugadores de Bosnia. Como estaba primero, salió acompañando al capitán del equipo europeo, Emir Spahic. Otro niño guatemalteco, Milton Alfaro, fue el designado para salir acompañando al capitán argentino.