• Brasil |
  • |
  • |
  • AFP y cables

El Mundial de Fútbol no solo se enfoca en el éxito de las jugadas, sino que sus protagonistas son vistos como algo más que deportistas. Desde compromisos de bodas como la que protagonizó Mario Balotelli, de la selección italiana, hasta los gestos de los jugadores hacia sus hinchas; todos están bajo el ojo del huracán.

Gerard Piqué es el jugador español más mediático en Brasil-2014. Su relación sentimental con la cantante colombiana Shakira le ha hecho el más popular en los entrenamientos de “La Roja”.

Contra Holanda en el debut (derrota por 5-1) no estuvo fino. Frente a Chile será mirado con lupa. En los entrenamientos de la selección española, los medios de comunicación brasileños siguen las evoluciones de Piqué, igual que el público, como si de una estrella de cine se tratara.

Y los aficionados brasileños también se sienten atraídos por la figura del barcelonista, como ocurrió el pasado 10 de junio cuando al término de un entrenamiento en Curitiba, un pequeño aficionado, Vinicius dos Santos de Moura, de 15 años, se zafó de las medidas de seguridad, se coló por un hueco debajo de la valla y se fue donde Piqué, que le regaló su camiseta.

Vinicius escenificó una escena que fue la envidia de muchas adolescentes brasileñas que estaban en aquel entrenamiento, el único abierto al público hasta el momento de la selección española en Brasil-2014.

Muchas de ellas acudieron al entrenamiento con camisetas y fotografías de Piqué. Si las cosas le van bien a Piqué a nivel de popularidad en el Mundial, no le sonríen tanto a nivel deportivo.

Messi, no tan querido

Respecto a Lionel Messi, en los últimos días no ha figurado como la personalidad más querida. Aunque fue clave en el cuestionado éxito de la “albiceleste” contra Bosnia, los fans se han resentido un poco, pues ha circulado un vídeo donde el argentino supuestamente ignora a un niño. En cuanto a ello, se defendió diciendo: “Se está hablando que no quería saludar a un niño que me estiró la mano, es una locura que no quiera hacerlo. En ese momento pasé de largo, no sé en qué estaba pensando pero no lo vi".

A lo anterior el 10 del seleccionado albiceleste añadió desde Belo Horizonte, que es un tema que lo tiene mal. “Se han hablado muchas cosas que no son ciertas, cómo no voy a saludar a un nene. Es más, antes de salir me puse a hablar con los niños que tenía en mis manos; es duro que se digan esas cosas porque tengo sobrinos, hijos y a todos intento tratarlos por igual”, recoge el espectador.com.

1 NIÑO quedó a la espera del saludo de Messi.

15 AÑOS tiene el adolescente a quien Piqué le obsequió su camiseta.