•   Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El espectador se ha habituado a ver cómo Scarlett Johansson salva el mundo gracias a su papel de Black Widow en “Iron Man 2”, “The Avengers” o “Captain America: The Winter Soldier”; pero la actriz, según confesó a Efe, nunca imaginó que se convertiría en una heroína del cine de acción.

“Desde luego, nunca pensé que iba a pasar tanto tiempo manejando un arma semiautomática”, dijo entre risas la actriz en una entrevista con Efe.

“La idea de que yo pudiera encarnar a una superheroína, tan enigmática y consciente de sus facultades como Black Widow, ni siquiera era una posibilidad hace diez años. No pensé que mi carrera fuera a tomar esta dirección, pero me siento afortunada de haber abierto ese camino porque creo que es algo sin precedentes. La verdad es que nunca lo imaginé”, añadió.

EXPERIENCIA

Teniendo en cuenta ese currículum, que engrosará en el futuro próximo con “Avengers: Age of Ultron”, no es de extrañar que el francés Luc Besson, creador de míticas heroínas en obras como “Nikita” (1990), “Léon” (1994) o “The Fifth Element” (1997), se fijara en ella para protagonizar “Lucy”, de estreno en EE.UU. el próximo viernes.

“El personaje de Lucy es una especie de culminación de todos los que Luc creó anteriormente”, indicó la intérprete de 29 años, que espera su primer hijo, fruto de su relación con el periodista francés Romain Dauriac.

EL PAPEL

“Cuando conocí a Luc y me ofreció el papel, aún no existía el guion. Solo sabía que se trataba de un proyecto para el que había esperado diez años. La única base que disponía para aceptar la oferta era su trabajo previo, que conocía perfectamente. Y acepté”, explicó.

“Lucy” es un thriller de acción que examina, en clave de ciencia ficción, qué ocurriría si una persona pudiera hacer uso del cien por cien de su capacidad cerebral y acceder a los rincones más insospechados de su mente.

Eso es lo que le sucede al personaje de Johansson, una estudiante estadounidense en Taiwán, cuando, de forma accidental, una droga le otorga poderes sobrehumanos que van creciendo paulatinamente.

En su carrera, que comenzó hace 20 años, ha trabajado con nombres como Robert Redford, Woody Allen, Christopher Nolan, Sofia Coppola o Spike Jonze, y hay una lección que se le ha quedado grabada de todos esos rodajes.