•   Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • EFE

George Lucas comenzó a trabajar en “Star Wars” en 1973, tras el estreno de “American Graffiti”, aunque la idea de una historia estelar le rondaba desde mucho antes, inspirada en las películas de samurais de Akira Kurosawa y en los cómics, una mezcla arriesgada en la que pocos creían, pero que se revelaría como un punto y aparte en el cine de ciencia ficción.

Con US$11 millones de presupuesto final, Lucas estrenó una película que tuvo un éxito inmediato y que lanzó al estrellato a su trío protagonista, tres desconocidos, Harrison Ford, Carrie Fisher y Mark Hamill, además de suponer el inicio de una saga tan popular como rentable.

Recaudó US$775 millones de 1977, pero, si se ajustan esos datos a la inflación, el resultado se eleva a US$1,417 millones, lo que hace de ella la segunda más taquillera de la historia, solo por detrás de “Gone with the wind”, según los datos de la web especializada Box Office Mojo.

Pero lo más importante es que Lucas introdujo una historia y unos personajes que marcarían a una generación y a las siguientes.

Lucas se retiró de la dirección y se centró en la producción, tras haber proporcionado a los guionistas la historia completa de la trilogía.

Episodio VII. El regreso de los veteranos 

En la última entrega se pretende regresar a sus protagonistas originales, aunque para ello hubiera que adaptar un poco la historia con el fin de que pudieran aparecer en esta nueva entrega. 

Bajo la dirección del siempre espectacular J.J.Abrams y con un guión de Abrams en colaboración con Lawrence Kasdan -el responsable de los “Star Wars. The Empire Strikes Back” y “Star Wars. Return of the Jedi”-, el rodaje del que sería el “Episodio VII” se anunció en octubre de 2012.

No obstante, Walt Disney se hizo con la productora Lucasfilm y con uno de los espectáculos cinematográficos más esperados, rentables y queridos por los fans de medio mundo. A la vez que la operación empresarial, se anunció que el “Episodio VII” llegaría a los cines en 2015. 

Fue el comienzo de las especulaciones sin fin sobre cuál sería la historia o quiénes los protagonistas, informaciones que los productores han ido desvelando con cuentagotas, para aprovechar bien cualquier movimiento, desde el punto de vista publicitario.

Los nombres de Kasdan y Abrams fueron los primeros en unirse al proyecto. El realizador señalaría al comienzo del rodaje en Abud Dhabi: “Como muchos de vosotros, yo he sido fan de ‘Star Wars’ desde niño. Así que es realmente increíble estar trabajando en esta película. No puedo creerlo”.

En marzo de 2013 llegó la primera noticia bomba: Carrie Fisher volvería a encarnar a la princesa Leia. La llegada de Ford y Hamill era solo cuestión de tiempo, aunque la confirmación se hizo mucho de rogar. 

Cuando por fín se confirmó, Abrams dijo: “Estamos muy contentos de poder compartir finalmente el reparto de ‘Star Wars: Episodio VII’. Es emocionante y surreal al mismo tiempo ver cómo el reparto original, y estos nuevos actores se unen para que este universo cobre vida, de nuevo. Empezamos a rodar en un par de semanas, y todo el mundo está haciéndolo lo mejor posible para que los fans estén orgullosos”. 

Poco a poco se supo que Peter Mayhew volvería a dar vida a Chewbacca y que John Williams se encargaría otra vez de una música por la que ya ganó un Óscar en 1978, una de las bandas sonoras más conocidas de la historia del cine.

Según la web oficial de la saga, el guión de este episodio VII comienza 30 años después del momento en el que acabó “Return of the Jedi” y cuenta con “un trío de líderes jóvenes junto a algunas caras muy familiares”. Entre los nuevos rostros: Oscar Isaac, Lupita Nyong’o, Adam Driver o los desconocidos Crystal Clarke y Pip Andersen.

 

2015 llegaría a los cines la última entrega de Star Wars.

 

1,417 millones de dólares recaudó la primera película Star Wars.

 

Entre los nuevos rostros que aparecerán en esta cinta está Oscar Isaac, Lupita Nyong’o, Adam Driver o los descono-cidos Crystal Clarke y Pip Andersen.