• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

Una mirada que no se limita a un simple parpadeo, sino que está impregnada de horas de estudio e investigación. La doctora Margarita López Miranda ha logrado desentrañar las diversas facetas de uno de los referentes en la educación nacional, para plasmarlas en su obra "Academia, humanismo y arte amatorio en la obra y trayectoria de Carlos Tünnermann Bernheim”.

Al celebrarse el cumpleaños número 80 del exrector de la UNAN-León, López Miranda le dijo que su regalo sería un ensayo sobre el poemario que le dedicó a su esposa, Rosa Carlota, la musa de toda su vida.

Sin embargo, cuando inició el proceso de investigación descubrió que había mucho que decir sobre el descubridor de León Viejo, así que pasó horas leyendo acerca de su rol como educador y logró condensar las principales aristas que han llevado a que Tünnermann Bernheim sea considerado un verdadero revolucionario de la educación.

Asimismo, recorrió verso a verso su poemario, incluyendo composiciones no compiladas en él, para brindar un esbozo completo del poeta que habita en el abogado y abanderado de la educación.

“Este libro tiene su origen cuando yo iba a cumplir 80 años de edad; ella me dijo que su regalo iba a ser un estudio y comenzó a trabajar y luego se fue ampliando y ya no lo hizo solo sobre el poemario que yo tenía", compartió Tünnermann Bernheim.

Agradecimiento

En este trabajo de crítica literaria que el doctor considera muy serio y muy bien escrito se presenta una visión holística de su quehacer y de un ensayo pasó a ser un libro rico en comentarios sobre su trayectoria como educador.

“Es para mí un obsequio que aprecio mucho por la calidad de su autora, porque, además de ser licenciada en estudios de Literatura Hispánica, hizo estudios de maestría y doctorados en la materia. Es poeta y muy buena escritora. Estoy muy agradecido por el tiempo que le dedicó", dijo Tünnerman Berheim.

El libro se presentará esta noche, a partir de las 6:30 en el Instituto Nicaragüense de Cultura Hispánica.

80 AÑOS de edad tiene el educador.