• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

Como cálida describe a la gente de Centroamérica Eos Chater, una de las integrantes del cuarteto Bond, que se presentará este jueves en el Teatro Rubén Darío en Managua.

Según la bella británica, que toca el segundo violín, el público que asiste a sus conciertos varía según cada país y en esta parte del mundo son más ruidosos y cercanos. “Por eso esperamos divertirnos con ellos para pasar un buen rato”, explica.

Con una mezcla de electro pop y música clásica, a lo que se suma la belleza de sus integrantes, Bond se ha convertido en el cuarteto de cuerdas más exitoso del mundo. Su popularidad las ha llevado a recorrer todo el mundo y las trae por segunda vez a Centroamérica y por primera a Nicaragua, El Salvador y Honduras. “Antes estuvimos en México, Panamá y Costa Rica y lo amamos”, asegura Chater.

Tres británicas, Elspeth Hanson, Gay-Yee Westerhoff y Eos Chater, y una australiana, Tania Davis, conforman la banda.

Su primer álbum se lanzó el año 2000 y desde entonces han sacado al mercado otros tres más y dos discos de recopilaciones anteriores. La música de cada uno de ellos será parte de la velada en el Rubén Darío. “El concierto será de más o menos una hora y media, probablemente tocaremos música de cada uno de nuestros álbumes y además algunas canciones que nadie ha escuchado antes. Eso será muy emocionante”, adelanta Chater.

A sus shows suele llegar gente de todas las edades e incluso en oportunidades aparecen pequeños niños que simulan tocar instrumentos. “Es una gran mezcla. Llegan niños, parejas y personas mayores. Además la mayoría de nuestra música es de celebración, divertida y ruidosa, por lo que la experiencia es entretenida para todos”, dice la violinista.Tal como en sus principales discos, mezclarán instrumentos clásicos con música pop y acompañarán los dos violines, viola y cello con el sonido de una banda eléctrica, lo que le da energía y moderniza el resultado.

Como su estilo varía en cada canción, sus discos pueden ser encontrados en la sección de clásicos, pop u otros espacios de las tiendas de música.

Conexión en el escenario

Desde un inicio buscaron ser un éxito internacional, por lo que su nombre, Bond, buscaba ser simple y fácil de pronunciar para varios idiomas. “Queríamos una imagen internacional para viajar por el mundo. Una de las cosas maravillosas de los instrumentos es que no tienes una barrera de lenguaje, así que eso queríamos lograr”, aclara Eos Chater.

Otra de las razones por las que optaron por ese nombre para su grupo fue la conexión y cercanía que tienen entre ellas. Bond, que significa lazo o vínculo en español, reflejaba la relación de amistad de las cuatro muchachas.

Incluso Chater atribuye el éxito que han tenido como banda musical a la cercanía entre ellas. “Es una divertida amistad. Nos llevamos muy bien. Incluso en el escenario podemos mirarnos y podemos ver lo que otra quiere decir. Tenemos esa conexión y nos divertimos. Lo más importante es que disfrutamos lo que hacemos. Tenemos mucha suerte de tocar un instrumento que amamos”, dice.

4 millones de discos han vendido en el mundo.

14 años cumple este 2014 la banda femenina.

20 años tenían las integrantes cuando se conocieron.