•   Los Angeles  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

En la cultura vernácula, cuando alguien muere no solo se comienza a decir que era la mejor persona del mundo, sino que empiezan a surgir las más variopintas versiones sobre su deceso.

Y esa "tradición" es como una onda expansiva que llega incluso a la farándula, donde los rumores son los principales protagonistas.

El actor Robin Williams no ha escapado a ese efecto dominó y mil cosas se han dicho sobre por qué y cómo murió, pero quizás una de las conjeturas más llamativas es que su fallecimiento está vinculado, al igual que el de algunos famosos, a un artilugio del destino que tiene su raíz en el futbol.

Con el suicidio de Williams cobró fuerza el mito urbano que envuelve al jugador del Arsenal, Aaron Ramsey. Cuenta la "leyenda" que cada gol que anota Ramsey se estrella en las redes e impacta en la farándula, porque el mismo día o en los días siguientes se muere alguna figura pública.

La maldición se empezó a tejer hace cinco años. El 14 de octubre de 2009 anotó en el partido de Liechtenstein ante Gales, y ese mismo día falleció el periodista deportivo español Andrés Montes. Entre los “goles fatídicos” del jugador destacan el del 1 de mayo de 2011, cuando anotó ante el Manchester United y un día después falleció Osama Bin Laden. El 2 octubre de ese mismo año, convirtió ante el Tottenham Hotspurs de la Premier League y cuatro días después falleció Steve Jobs.

La lista tiene más de seis "coincidencias" y en el caso de Williams se puede decir que Ramsey anotó frente al Manchester City y dos días después se conoció la trágica noticia de la muerte del actor. ¿Coincidencia o destino?

Confirman suicidio

Lo que sí fue confirmado ayer por la Policía es que definitivamente Robin Williams tomó la decisión de no seguir haciendo reír a sus seguidores y por ello puso fin a su vida ahorcándose con una faja, según el informe preliminar, y su cuerpo fue hallado por su asistente personal. El teniente Keith Boyd indicó en rueda de prensa que el caso sigue abierto y aún pasarán varias semanas hasta que se conozca la causa oficial del fallecimiento del artista. El oficial reveló además que Williams, que estaba vestido, tenía cortes finos y superficiales en el interior de su muñeca izquierda.

Los investigadores hallaron una navaja cerca de donde se encontraba el actor y observaron que el filo del arma blanca tenía una sustancia seca y roja que “es consistente como la sangre seca”. Boyd insistió en que la causa probable de la muerte es ahorcamiento y no la herida de su muñeca. 

Tributo

Mucho se ha comentado sobre los problemas de adicción a las drogas y los períodos de recuperación y recaídas que se presume sumían al actor en momentos de depresión que al parecer lo orillaron al suicidio, aunque las investigaciones siguen abiertas.

Susan Schneider, esposa de Williams, dijo que tiene “el corazón destrozado” por el adiós de su marido y “mejor amigo” y ha pedido que sea recordado no por su muerte, sino “por los incontables momentos de risas y alegría que hizo pasar a millones (de personas)”.

Muchos admiradores del actor acudieron hasta su casa, sin importar la distancia recorrida, para depositar flores y notas de pesar, gesto que repitieron en su estrella en el Paseo de la Fama.

 

Otros famosos alcanzados por la maldición

11 de febrero, 2012. Gol al Sunderland. Muerte de cantante Whitney Houston un día después.

5 de agosto, 2012. Gol a Corea del Sur. Fallecieron cantante Chavela Vargas y futbolista Kirk Urso.

30 de noviembre, 2013. Gol al Cardiff City. Ese mismo día falleció el actor Paul Walker.