•   Los Ángeles, California, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La hija de Robin Williams renunció a las redes sociales el miércoles, molesta por las burlas de los "trolls" (provocadores) de internet y el robo de fotos de su oscarizado padre tras su trágico suicidio.

"Abandono esta cuenta por un rato, hasta que me sienta mejor y decida si la borraré del todo", escribió Zelda Williams, de 25 años, en su cuenta de Instagram junto a una foto de una mariposa.

"En este tiempo difícil, por favor intenten respetar mis cuentas, las de mi familia y de mis amigos", pidió.

La muerte el lunes de Williams, uno de los mayores talentos de la comedia de su generación, provocó gran tristeza entre sus fans y un duelo mundial en las redes sociales.

Pero su hija estaba frustrada por la forma como se reprodujeron las fotos familiares que ella había publicado en internet y por los ataques de los "trolls", como se denomina a quienes usan internet para provocar, burlarse y ofender.

"Explotar nuestras cuentas para sacar fotos de papá, o juzgarme por la cantidad de ellas que publique, es cruel e innecesario", añadió la actriz, quien apareció junto a su padre en el drama de 2004 "House of D".

En Twitter, Zelda Williams invitó a los simpatizantes a hacer donaciones al hospital St. Jude, un renombrado centro pediátrico en Memphis, Tennessee, para el que su padre colaboraba.

El actor de "Good Will Hunting", "Good Morning Vietnam" y "Mrs. Doubtfire" fue hallado muerto el lunes en su casa en San Francisco, colgando de una correa y con cortes superficiales en una muñeca.

Padres de tres, Williams no escondía sus problemas de adicción y sus períodos de rehabilitación.