•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Rematar un estilismo con un bolso de Prada, un colgante de Dior o un broche de Chanel puede marcar la diferencia. Para aquellos que no quieren renunciar a esta exclusividad, pero no cuentan con un presupuesto demasiado elevado, la opción de comprarlos de segunda mano es la más efectiva.

La crisis económica y el actual gusto que existe por lo “vintage” han hecho que la compra y la venta de artículos de segunda mano se haya disparado, según un reciente estudio de Cashconverters.

Alquilar o comprar

La española Leticia Laguna ha sabido aprovechar esta tendencia y desde hace un año se encuentra al frente de misbolsosdelujo.com, un portal web a través del cual se pueden alquilar o comprar de manera segura, rápida y sencilla, bolsos y otros accesorios de lujo de segunda mano.

“Me encantan los bolsos y trabajar con algo relacionado con ellos, y de ahí surgió este proyecto”, afirmó esta emprendedora en declaraciones a Efe Estilo. El éxito de esta empresa reside, según su creadora, en que apuestan “por un modelo de consumo alternativo y responsable que aúna la calidad y el lujo, con la reutilización y precios más económicos”.

Gucci, Chanel, Louis Vuitton, Prada o Loewe son algunas de las marcas de referencia que firman los más de 200 productos disponibles, para los más de 2,000 clientes registrados. “Los modelos más demandados son el Neverfull y el Speedy, ambos de Vuitton”.

La mayor parte de su clientela son “mujeres de entre 25 a 50 años, de clase media alta” que quieren completar sus “looks” con un complemento exclusivo y, al mismo tiempo, ahorrar algo de dinero.

Uno de los artículos más demandados en las tiendas de lujo de segunda mano, es el bolso Speedy de Louis Vuitton

A través de la página web, se pueden adquirir los productos con descuentos de “entre el 40% y el 70%”, y con precios que oscilan entre los 60 y los 6,000 euros. También permiten alquilarlos para darles uso durante una semana y evitar que un complemento comprado para una ocasión especial, acabe abandonado al fondo del armario.

“Todos nuestros productos se encuentran en perfecto estado ya que llevamos a cabo un proceso de mantenimiento cada vez que una clienta lo devuelve”, afirma la empresaria. Además, la alta calidad de los materiales con los que están hechos alarga en gran medida su duración.

Origen estadounidense

Este modelo de negocio, que en España aún se está abriendo camino, lleva muchos años afianzado en mercados como el estadounidense, en el que existen tiendas ‘online’ desde finales de la década de los 90. Una de las pioneras fue “Net a Porter”.

Esta página, nacida en el año 2000, aún sigue activa. Debido a su alcance internacional y a que no solo vende ropa, teniendo en cuenta que cada semana desde la web se predicen las próximas tendencias, cuenta con gran influencia en el mundo de la moda.

Gracias a las tiendas ‘online’, acceder a la moda más lujosa y los complementos más exclusivos es ahora mucho más fácil. Estos comercios en línea permiten adquirir artículos sin tener que salir de casa y, en ocasiones, a precios muy reducidos y al alcance de todos los bolsillos.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus