•   San José, Costa Rica  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Ante un lleno total de estudiantes y admiradores en el Auditorio General de la Universidad de Costa Rica, UCR, la poeta y escritora nicaragüense Gioconda Belli realizó el jueves pasado un conversatorio intercalado con lectura de poemas suyos, en el marco de su participación en la Feria Internacional del Libro de San José, organizada por la Cámara Costarricense del Libro y el Ministerio de Cultura y Juventud, MCJ.

Ganadora de importantes premios internacionales, defensora del feminismo y cultivadora de una literatura poéticamente erótica, Belli fue invitada al recinto universitario por el Centro de Investigación y Estudios de la Mujer CIEM, de la UCR. El lleno fue tal que hubo que disponer de pantallas gigantes en las afueras del auditorio.

Belli dijo que recientemente el gobierno francés la nombró Caballera de las Artes y las Letras, aunque “hubiera preferido el caballo”, bromeó para deleite del público.

Asimismo, la escritora aseguró que no es una feminista que ve al hombre como un enemigo, porque “entre hombre y mujer siempre va a haber diferencias y complementos, lo que es natural, pues somos animales que nos cortejamos. En mi caso, me gusta la caballerosidad de los hombres”.

Durante el conversatorio habló sobre su procedencia de una familia tradicional “y de una sociedad mojigata” contra cuyos paradigmas patriarcales se reveló como mujer; sus tiempos de lucha contra la dictadura de Anastasio Somoza Debayle y el exilio que la llevó a México y luego a Costa Rica.

“Siempre le he dado más importancia a la política que a la escritura. En aquella época que había dictaduras en Centroamérica, los jóvenes estábamos comprometidos con una utopía solidaria. Ahora ya no hay guerra ni guerrillas, pero se tienen que hacer otras revoluciones como la emancipación de la mujer, y los jóvenes deben luchar contra los actuales males que aquejan a la sociedad”, confesó.

Irreverente y rebelde

A manera anecdótica, narró que en su juventud se le publicó un poema cuyo tema era la menstruación. “¡Mi familia reaccionó indignada, dijo que aquello era horroroso, poemas sucios!”, afirmó.

“Otra vez escribí unos poemas muy comprometedores políticamente y otros que tenían que ver con mi sexualidad de mujer. Mi esposo me dijo que me los iba a censurar. ‘¡Estás loco!’, fue mi respuesta”, recordó.

Hablando sobre Nicaragua, dijo que hay muchos artistas desencantados porque la Revolución no llegó a madurar. “Yo siempre he dicho que sin la ayuda de Costa Rica, nunca hubiera triunfado la Revolución. Pero las personas cambian. Los problemas no. No hay que ver la solución en los avances de la economía y el Producto Interno Bruto (PIB), sino en la justicia social”, rememoró.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus