•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Hacer deporte es un propósito recurrente que marca el inicio de la rutina tras las vacaciones. Pero si lo que te resulta aburrido es practicar, una vez más, los clásicos ejercicios, nuevas tendencias irrumpen en los gimnasios: aquacycling, bikram yoga o el método hipopresivo. Es preciso saber cuál se adapta a cada persona.

Bikram yoga, tradición a 40ºC

Con la intención de reproducir las condiciones medioambientales de la India, bikram yoga consiste en la realización de 26 posturas del tradicional hatha yoga, realizadas a 40ºC y con una humedad de 40%.

Esta técnica, popularizada en 1970 por Bikram Choudhury y basada en la incorporación del calor a la práctica del yoga, ayuda a “evitar lesiones y a curarlas, a eliminar toxinas y a mejorar la capacidad pulmonar”, según Marta Morón, directora y profesora del centro Bikram Yoga College of India de Madrid.

Aquacycling, pedalear en el agua

La popularidad actual de este deporte, que lleva ocho años en España, se debe a que es “un trabajo aeróbico que combina lo que se podría hacer en una sala de bicicletas, con tonificación de abdominales y brazos“, afirma Lola Pérez, directora de actividades de Zagros Sport Puerta de Europa.

La principal diferencia con respecto al ‘spinning’ (ejercicio de bicicleta estática en sala) es la resistencia constante que genera el agua. Lo que parece obvio supone una gran diferencia, pues añade importantes ventajas como “el ambiente, la posibilidad de evitar el calor de una clase de ‘spinning’ y los puntos muertos, donde tienes que tener cuidado con tus articulaciones”, recalca Lola Pérez.

Método hipopresivo, combinación de múltiples técnicas

Este método fundado por Marcel Caufriez, doctor en ciencias de la motricidad y readaptación por la Universidad de Bruselas, es un conjunto de técnicas que abarca dos ámbitos diferentes: el entorno médico y la práctica del fitness.

Por un lado, el método hipopresivo en el ámbito terapéutico nace para prevenir el descenso de la vejiga y las pérdidas de orina. Teniendo en cuenta que el embarazo aumenta el riesgo de padecer estos problemas, esta técnica nació para ayudar antes del parto a prevenir la caída de los órganos; y después, a recuperar la postura.

 

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus