•   Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • EFE y AFP

Tras meses de rumores sobre una inminente separación entre Beyoncé y su marido, Jay Z, varios medios estadounidenses especulan con la posibilidad de que la cantante esté embarazada por segunda vez.

La primera pista la dio, señalan, el propio Jay Z durante el concierto que la pareja dio este viernes en París, en el que cambió la letra de una canción para decir “she’s pregnant with another one” (“está embarazada de otro”, en español).

De la información se hicieron eco, entre otros, el portal de información sobre celebridades TMZ y periódicos como el tabloide New York Post, que ofrecen enlaces a un video de la actuación.

Además, la revista OK! asegura, citando a una fuente cercana a la pareja, que durante el último mes Jay Z se ha mostrado “ferozmente protector” con su esposa, “exactamente igual que cuando esperaba a (su hija) Blue Ivy”.

“Ha estado haciendo todo lo posible para asegurar que Bey esté en una burbuja libre de estrés”, señala la publicación.

La pareja, una de las más populares de la escena musical en la última década, tuvo a su primera hija en enero de 2012.

En los últimos meses, en los que han protagonizado una gran gira conjunta, se han sucedido los rumores sobre una posible ruptura sentimental, que su entorno ha desmentido.

De la gira

Jay Z y Beyoncé, la pareja “star” del rap y del R’n’B estadounidenses, fieles a su reputación, brindaron el viernes durante dos horas y media un ardoroso recital. Esta minigira se completó este sábado con otro concierto en el mismo escenario.

La pareja cerró la primera velada parisina tomados de la mano y dándose un beso con telón de fondo de “Young Forever”, uno de los casi 40 temas previstos durante este recital compartido.

Esta minigira en común de los cantantes, con estas dos únicas fechas en Europa con las que le ponen punto final, forma parte de la bautizada “On the Run”, que comenzó con 19 conciertos en Estados Unidos y Canadá durante el verano boreal.

Prácticamente se agotaron las entradas disponibles en el estadio mundialista de 1998 y, según los medios, cada una de las presentaciones generaría en el orden de los 5 millones de dólares.

La pelea

Desde que trascendió la pelea que el rapero tuvo con la hermana de su esposa en un ascensor, que se rumoreó vino motivada por una posible infidelidad de él, el matrimonio trató de responder sin palabras a lo que se escribe sobre ellos. 

Se dijo que él no quiere separarse: “Él adora a su hija Blue Ivy y quiere un hermano para ella, pero Beyoncé no está segura de lo que quiere hacer. Jay quiere simplemente que pasen algún tiempo a solas para tratar de solucionarlo”, citó la revista Hola. 

Y es que muchos medios consideran que en el inicio del deterioro de la relación hay una supuesta infidelidad del magnate del hip hop, al que el New York Post llegó a relacionar con Rihanna.

Después de que el video del altercado con Solange saliera a la luz, el matrimonio comenzó con su técnica de difundir imágenes de la familia, en amor y compañía, para mostrar cómo las aguas habían vuelto a su cauce.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus