•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Con la pasión por la música como bandera, esta noche el señor Thomas Hamm brindará un concierto junto al Coro Cedro de Líbano, Marbelly Blandón y Staccato.

El señor Hamm dice que desde los 15 años pertenece a lo que llamamos una banda de garaje en los Estados Unidos y eso fue gracias a que “cuando iba a los bailes para adolescentes era demasiado tímido para invitar a alguien a bailar. Por lo tanto, el estar en una banda significaba que no tenía que invitar a alguien a bailar, pero todavía podía disfrutar del evento”. De forma curiosa descubrió su pasión por la música y fue “porque una muchacha observó que tenía una guitarra y me pidió que le cantara una canción y me dijo: ‘Canta como si cada palabra fuera verdad’. Entonces comprendí que la música es una manera única para compartir nuestras emociones. Hay una frase de una canción, ‘American Pie’, que dice: ‘Yo sabía que si tuviera la oportunidad, podría hacer que esas personas bailaran y tal vez estarían felices por un tiempo’”.

En Nicaragua

Y aunque su familia era de escasos recursos económicos, lo que le impidió recibir clases formales de música, nunca desistió de su gusto por ella.

Hoy él es un funcionario diplomático de su país y tomó ese camino porque dice que no cree que hubiera tenido la energía, el vigor y la resistencia para ser un músico de tiempo completo y aprender mucho más de la música. Además, afirma que la diplomacia tiene muchas de las ventajas que tiene un músico, “entre otras cosas puedes viajar, conocer a todo tipo de personas y aprender sobre otras culturas, sin la desventaja, como por ejemplo, de preocuparse de dónde vendrá tu próxima comida. El trabajar como oficial diplomático ha propiciado muchos contactos con los artistas nicaragüenses.

”Nicaragua tiene una cantidad enorme de músicos increíbles, muy talentosos, y una cultura musical fantástica”.

Este año ya se ha presentado junto a Staccato en el Festival Internacional de Jazz en Managua y en el Día Internacional del Jazz de la Unesco. En julio participó con la Orquesta Sinfónica Juvenil en el Teatro Nacional Rubén Darío en un concierto de música de cine estadounidense que fue llamado “Hollywood Forever”.

Uno de sus deseos es hacer una gira relámpago sobre la música norteamericana, y en el concierto de hoy en La Hora del Taco las personas podrán escuchar un poco de varios ritmos, entre ellos el rock, blues, folk, country, disco y jazz.