•   Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El 25 de septiembre será un día muy especial en el hogar de los Douglas-Zeta Jones. Ambas estrellas de Hollywood celebran su cumpleaños, el actor llegará a la edad redonda de 70 años; ella hará 25 menos. Una celebración que marcará la reanudación de su vida en común después de unos meses de separación el año pasado y que, en contra de lo que suele ser normal en otros casos, dieron paso a una feliz reconciliación.

La segunda década del nuevo siglo no empezó con buen pie para el matrimonio. Douglas hizo frente a un cáncer de lengua, diagnosticado en 2010, y Zeta Jones tuvo que ser tratada por un trastorno bipolar. Estos problemas supusieron una dura prueba para el amor, hasta que el año pasado anunciaron que se tomaban unos meses de pausa para decidir el futuro del matrimonio.

Sin embargo, este nuevo cumpleaños en común de la pareja, el primero después de su reconciliación, está lleno de signos positivos que hacen pensar en un sólido nuevo comienzo.

UNA FAMILIA UNIDA

A inicios del verano, la pareja y sus dos hijos en común fueron vistos paseando por Jerusalén, donde la familia celebró el “Bar Mitzvá” de Dylan, su hijo mayor de 13 años. Esta iniciación litúrgica supone para los niños judíos la fase hacia la vida adulta. Un viaje que marcó un momento más de la estabilidad familiar que vive ahora la pareja.

Justo antes de aquel viaje, dieron una nueva muestra de que la tranquilidad ha vuelto al hogar y pasaron unos días de vacaciones en familia, junto a sus hijos Dylan y Carys, de once años, en las playas españolas de isla de Mallorca, desde donde Douglas subió una serie de fotos a su Facebook. El actor es un enamorado de la isla, donde posee una casa en un remoto rincón cerca de S’Estaca. Esta propiedad la compró durante su matrimonio con Diandra Luker, amor que ha transmitido a Zeta Jones y sus pequeños.

Un primer regalo de cumpleaños para el ganador de dos Óscar, como productor por “One Flew Over The Cuckoo’s Nest” (1975) y mejor intérprete por “Wall Street” (1987), llegó hace apenas unos días, cuando se supo que su hijo mayor Cameron Douglas, de 35 años, podrá abandonar la prisión en marzo de 2017, un año antes de lo previsto. Cameron cumple condena desde 2009 por posesión de cocaína y metanfetamina para su distribución.

LA RECONCILIACIÓN

Douglas, como cualquier padre, vive con dolor y preocupación el internamiento de su hijo en prisión y no lo ocultó durante la ceremonia de entrega de los premios Emmy de 2013, cuando recibió por “Behind the Candelabra” el galardón al mejor actor por una miniserie. El actor cerró sus palabras de agradecimiento con un deseo: “Espero que me dejen verle pronto”, indicó en relación a Cameron, fruto de su relación con Diandra Luker, que llevaba dos años de reclusión sin recibir visitas.

Hace ahora un año de aquella entrega de premios, durante la que el actor también agradeció a su esposa, Catherine Zeta Jones, su “apoyo”. Estas palabras fueron muy significativas, pues solo un mes antes habían anunciado que se habían dado un tiempo “para analizar y trabajar por su matrimonio”.

Mientras Zeta Jones mantuvo un perfil bajo durante los meses de separación, Douglas siempre expresó públicamente su esperanza en que los problemas de la pareja, que siempre lucieron sus anillos de casados, se solucionaran. Con el paso de los meses fueron vistos juntos en familia en varias ocasiones, incluso el actor compartió en las redes sociales una foto donde aparecen juntos en Navidad.

Finalmente, la reconciliación oficial delante de las cámaras se produjo el pasado abril, cuando asistieron juntos en Nueva York al estreno de la obra de teatro de Steven Soderbergh, “The Library”.

UN NUEVO COMIENZO

Una vez afianzada la reconciliación, el matrimonio habría pensado en renovar sus votos matrimoniales, una manera de marcar un nuevo comienzo, y la fecha elegida para la ceremonia sería justo este 25 de septiembre, coincidiendo con el doble cumpleaños, según publicó hace unos meses la revista Grazia.

Además, el matrimonio está buscando una nueva residencia familiar y ha puesto a la venta su casa de Nueva York. Este domicilio no traía buenos recuerdos a la actriz que, según medios locales, pasó en ella mucho tiempo durante la ruptura temporal del matrimonio y la asocia con aquellos tiempos difíciles.

 

2 hijos ha procreado la pareja.

 

45 años de edad cumplirá la bella actriz.