•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El teatro y otras artes escénicas como medio de empoderamiento de las comunidades es lo que muestra el documental "Criaturas del paraíso", que se estrenó mundialmente en la Universidad Americana, UAM.

“Criaturas del paraíso" fue elaborado por la productora de jóvenes nicaragüenses Cierto Guis y relata la experiencia de los niños de Acahualinca que han formado parte del proyecto Compañía de Jóvenes Nicaragüenses para la Transformación de la Comunidad. Este proyecto es ejecutado por la organización Inner Change Works, ICW, en conjunto con el programa comunitario establecido en Acahualinca Podcasts for Peace y con estudiantes de la Universidad Americana, UAM, y de la Universidad Católica, Unica.

Janet Foerster, presidenta de ICW, expresó durante el estreno del documental que ella cree en el cambio desde el interior de la persona, a través de la gestión intercultural para el desarrollo humano y la salud en las comunidades.

Adela Dávalos, Myrna Báez, Tamara Espinoza y María Mercedes fueron las estudiantes universitarias que participaron en el proyecto como facilitadoras de los niños para que aprendieran baile y teatro, hasta que finalmente pudieran presentar su trabajo a otros niños y padres de familia en el barrio.

Ellas dijeron que su motivación para formar parte del proyecto fue el amor por los niños, porque nunca antes habían tenido la experiencia de enseñar artes escénicas. Ahora se sienten orgullosas del talento de los niños e incluso les gustaría fundar una escuelita de arte para expandirse hacia otras comunidades. Mientras tanto, el director del proyecto, Javier Quinto Re, expresó que para todos los que se involucraron en el proyecto hubo un crecimiento personal importante, con el aprendizaje de salir de sus burbujas para compartir lo que se tiene con los demás.

Durante la presentación del documental también estuvieron presentes los niños de Acahualinca que han sido parte activa del proyecto. Posteriormente a la proyección, expresaron sentirse contentos por estar en la pantalla y orgullosos por lo que obtuvieron. Ellos dicen que han superado la timidez, han perdido el miedo a expresar lo que sienten y han logrado trabajar en equipo. Incluso algunos niños dijeron que descubrieron su gusto por el teatro.

 

14 niños participaron en el proyecto.