•   Venecia, Italia  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El actor estadounidense George Clooney dejó de ser el soltero más codiciado de Hollywood al darle el “sí, quiero” este sábado en Venecia (Italia) a Amal Alamuddin, una exuberante abogada libanesa con la que comparte pasión: la lucha por los derechos humanos.

Siguiendo su perfil discreto, la pareja se prometió amor eterno en una ceremonia privada oficiada por Walter Veltroni, exalcalde de Roma y amigo personal del novio.

La prensa especializada asegura que el flechazo surgió hace un año durante un acto benéfico en Italia, pero que el actor, de 53 años, tuvo que insistir mucho para que Alamuddin, de 36 y que profesa la religión drusa, accediera a salir con él.

En octubre del año pasado fueron vistos por primera vez cenando en la Taverna Berners de Londres y seis meses después llegó la gran noticia, cuando Alamuddin fue fotografiada luciendo un espectacular anillo de compromiso.

La pareja estuvo envuelta en una nube de rumores sobre la fecha y el lugar de la boda, hasta que el propio Clooney despejó las dudas al anunciar que se casarían en septiembre en Venecia.

“Amal, te quiero hasta la muerte y no puedo esperar más a convertirme en tu esposo”, declaró en público hace unas semanas.

Amor y éxito

En los últimos 20 años, la vida personal del actor ha sido tan productiva como su carrera profesional, convirtiéndose a la vez en uno de los hombres más deseados del mundo y en uno de los personajes más respetados de Hollywood.

Tras acumular durante una década papeles mediocres en televisión y cine, la fama y el apodo de “sex symbol” le llegaron interpretando al atractivo doctor Doug Ross en la serie “ER”.

Su primer gran rol en el cine fue con “Batman & Robin” (1997), que terminó siendo un fracaso. Pero con “Out of Sight” (1998) y “Three Kings” (1999) demostró su poderío en la gran pantalla.

El 2000 fue un año determinante en su carrera: participó en la aclamada comedia de los hermanos Coen, “O Brother, Where Art Thou?” (“¿Dónde estás, hermano?”), y en la taquillera “The Perfect Storm” (“La tormenta perfecta”).

Pero lo más importante es que formó su propia productora junto a Steven Soderbergh, con quien realizó celebradas películas como “Ocean’s Eleven”, “Solaris” y “Syriana”, el thriller de espías por el que ganó su primer premio Óscar, como mejor actor de reparto.

El segundo Óscar, compartido con Ben Affleck y Grant Heslov, le llegó como productor, cuando el thriller histórico “Argo” ganó en 2013 el Óscar a mejor película.

rOMPIÓ SU PROMESA

Clooney celebró todos sus triunfos y se paseó por las alfombras rojas de medio mundo con un sinfín de novias, desde compañeras de profesión y modelos hasta presentadoras de televisión y deportistas.

Y aunque juró que no volvería a casarse nunca más tras su matrimonio fallido con la actriz Talia Balsam (1989-1993) que “no se me dio muy bien”, según dijo en diciembre pasado, cambió de planes tras conocer a la bella libanesa.