•   Londres  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La banda One Direction estrenó ayer con el piano como protagonista y poso ochentero el vívido “Steal my girl”, primer tema oficial de anticipo del que será su cuarto disco, cuya salida al mercado está prevista para el 17 de noviembre, según informó su discográfica.

Dos de los integrantes de este quinteto, Louis Tomlinson y Liam Payne, son los responsables de la composición de su nuevo sencillo, junto con Ed Drewett, Wayne Hector, Julian Bunetta y John Ryan, responsables de otros temas suyos como “Best song ever”. La canción cuenta además con la producción de Bunetta, Ryan y Paro Westerlund.

La banda masculina de mayor éxito internacional de la actualidad parece que seguirá con su cuarto disco de estudio el mismo pulso arrollador, ya que la preventa en iTunes les ha situado como número 1 en 65 países, una cifra aún superior a la de su anterior disco, “Midnight memories” (2013).

Trayectoria

“Four” alude también al número de años que llevan en la música Tomlinson y Payne, junto con sus compañeros Harry Styles, Niall Horan y Zayn Malik, tiempo en el que, de acuerdo con cifras de Sony Music, han conseguido vender más de 46 millones de discos en todo el mundo, además de convertirse en la primera banda británica que debuta de forma directa en el número 1 en EE.UU.

Su última gira, “Where we are”, que pasó por España con tres fechas en recintos multitudinarios de Madrid y Barcelona, también verá pronto la luz, ya que el 2 de diciembre estará disponible en formato DVD.

 

Una locura juvenil

EFE/ La agrupación One Direction es una “boy band” británica-irlandesa formada en 2010 en Londres, Reino Unido, con motivo del programa The X Factor. Durante la transmisión del concurso, el quinteto, compuesto por Harry Styles, Liam Payne, Zayn Malik, Niall Horan y Louis Tomlinson, fue apadrinado por Simon Cowell, creador del programa y encargado en esa temporada de la categoría de grupos. Su formación se dio luego de que los cinco integrantes hicieran sus audiciones y fueran expulsados de la competencia. Tras esto, Nicole Scherzinger, una de las juezas, sugirió que los cinco formasen parte de un grupo, al que finalmente llamaron One Direction. El grupo finalmente quedó en el tercer lugar del concurso, pero aun así Cowell pagó un contrato discográfico con Syco Music para que pudiesen lanzar un disco.