•  |
  •  |
  • END

EFE
La banda argentina Soda Stereo reunió el sábado pasado en Lima Perú, alrededor de 50 mil fanáticos que hicieron temblar el Estadio Nacional en la primera de dos fechas que dedicará a ese país dentro de su gira “Me verás volver”.
El trío abrió el concierto con “Juego de Seducción”, que hizo saltar a los amantes de su música, y de inmediato volvió a la memoria la conexión con las canciones más pop del grupo, que animaron fiestas enteras hace unos veinte años.
Durante el espectáculo los artistas enviaron ánimos a los miles de damnificados del terremoto ocurrido en agosto pasado, el cual dejó cerca de 600 muertos y miles de damnificados. “¡Fuerza Perú!”, expresó su vocalista Gustavo Cerati, después de cantar “Cuando pase el temblor”, frente a un auditorio que se mostró totalmente entregado.
Entonaron muchos de sus más imponentes temas como “Telekinesis”, “Hombre al agua”, “En la ciudad de la furia” y “Picnic en el cuarto B”.
Lucieron lo mejor de sí
La devoción había vuelto, la música de Soda sigue intacta, Cerati no necesitó de artimañas para lucir su voz, Zeta Bossio arrasó con el bajo, mientras Charly Alberti le dio duro a la percusión, en estrecha complicidad con sus compañeros.
Un noche estrellada, como pocas en Lima, enmarcó el lleno total del estadio y le dio la confianza a Cerati para confesar su alivio porque la gira latinoamericana está ya llegando a su final.
Olas atravesando las tribunas y los incansables “¡oe, oe, oe, Soda, Soda!” fueron la réplica exacta de los limeños para el esperado grupo. “No existes”, “Canción animal”, “De música ligera”, “Prófugos”, “Primavera O” y “Signos” se sucedieron en la segunda hora del espectáculo. El público disfrutó de dos despedidas: “Nada personal” y “Te hacen falta vitaminas”.
Zeta se marchó con un típico gorro peruano obsequiado por sus fans, Alberti regaló sus baquetas al público y Cerati dejó su voz en la mente de su legión de fanáticos.