•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Un juez argentino que investiga a Justin Bieber por un incidente ocurrido en el 2013 en una discoteca de Buenos Aires, consideró “probado” que por orden del artista su custodia personal persiguió y agredió a un fotógrafo que lo había retratado a la salida del lugar con el objetivo de arrebatarle la cámara.

“Por su negativa a que le tomen fotos, su custodia directamente por indicación de él, lo cual está probado por testigos, por material fílmico y fotográfico, indicaba quién le había sacado fotos y que tenían filmadora. Eso derivó en la persecución de unos fotógrafos, seguido de golpizas”, dijo el juez Facundo Cubas.

Cargos

Cubas citó a declaración indagatoria al cantante canadiense por una causa iniciada en su contra en la justicia argentina a partir de la denuncia del fotógrafo argentino Diego Pesoa, quien declaró que en la madrugada del 9 de noviembre de 2013 quiso fotografiar a Bieber afuera de la discoteca Ink y que su seguridad privada lo agredió, provocándole una lesión en el brazo izquierdo.

El astro pop se encontraba en la capital argentina para una serie de conciertos.

Pesoa dijo ante el juez que escuchó a Bieber ordenarle a sus custodios “go, go, go” (vayan) para que lo persiguieran.

Los cargos formales contra Bieber son por daños y lesiones, delitos por los que el código penal argentino prevé penas de entre uno y seis años de prisión, senteció Cubas.