•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Carismático, multifacético y sobre todo un hombre que no conoce la palabra vencido. Dueño de una fuerza de voluntad impresionante, Ismael Cala es uno de esos seres humanos capaces de desafiar lo que muchos llaman destino, para poder colocar las cartas a su favor.

Nunca ha dicho que las cosas son fáciles, sin embargo, a fuerza de tesón y coraje ha logrado abrirse paso entre el infortunio hasta lograr asentarse de forma imponente en los medios de comunicación internacionales y consagrarse como un referente del periodismo.

Su calidad como entrevistador es indiscutible, por ello personajes esquivos de la política latinoamericana han accedido a sentarse en su foro de televisión y someterse al diálogo franco que ofrece a sus invitados.

Por demás conocida es su faceta como motivador, la que lo trajo a Nicaragua en dos ocasiones para compartir sus enseñanzas de vida, para mostrar cómo los golpes no solo nos hacen más fuertes sino que también nos llevan a tomar más impulso para seguir.

Y es precisamente esa cualidad que tiene para animar a otros, la que lo trae a las páginas de El Nuevo Diario, donde publicará cada jueves una columna en la que ofrecerá diversos temas para los lectores nicaragüenses.

¿Qué expectativas tiene Ismael Cala con este nuevo espacio en El Nuevo Diario que le permitirá llegar directamente a los nicaragüenses?

Nicaragua siempre ha estado en mi pensamiento. Y lo comprobé al ir por primera vez, cuando sentí el impresionante cariño de la gente. Dos veces he impartido conferencias en Nicaragua y han sido un éxito total. Por eso quiero compartir cada semana mis reflexiones sobre superación personal, liderazgo y bienestar. Es otra forma de comunicarme con las personas que siguen mi trabajo.

¿Cuál es su principal objetivo al difundir sus experiencias o apreciaciones de la vida a través de los medios de comunicación?

Me siento cómodo comunicando a través de varias plataformas, como la televisión, las columnas, los libros y las conferencias. Cada una tiene su propio lenguaje, su propio público. Las utilizo para compartir mis experiencias, siempre desde una posición de aprendiz de la vida, y para socializar mensajes que considero útiles para una existencia más plena.

¿Cómo definiría sus visitas a Nicaragua?

Ambas visitas fueron súper cálidas. Quedé impresionado por la amabilidad y hospitalidad de los nicaragüenses en general, y, particularmente, por el trabajo social de grandes personas como Vivian Pellas, que dirige Aproquen. Tuve la oportunidad de conocer la Unidad de Quemados del Hospital Metropolitano, que lleva su nombre, y quedé conmovido.

¿Ha pensado en venir nuevamente a nuestro país?

Por supuesto. En 2015, la gira “EsCala a otro nivel” tendrá una parada obligatoria en Managua. Será un día completo de transformación, con invitados locales que compartirán conmigo el escenario. Aún estamos cerrando las fechas.

¿Qué más estaremos leyendo en esta columna?

Un planteamiento positivo de la vida, cómo crecer en abundancia, qué podemos hacer para escribir nuestro propio destino. Mi primera columna en El Nuevo Diario coincide con el inicio del Reto de Meditación de 21 días con el gran Deepak Chopra. Hemos concebido un proyecto gratuito para todos a través de: http://www.choprameditacion.com/cala

 

2 veces ha visitado Nicaragua.

 

2015 regresará con su gira “Escala a otro nivel”.