•   Las Vegas, Nevada  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La Academia de la Grabación ultima los preparativos para la celebración hoy de la decimoquinta edición de los Grammy Latino, unos premios que un año más se entregan en Las Vegas y cuyos candidatos compartieron con Efe sus expectativas, emociones y nervios.

Calle 13, Carlos Vives, Enrique Iglesias y Descemer Bueno atesoran el mayor número de nominaciones y parten como favoritos a los gramófonos de oro, pero hay 48 categorías más en liza, lo que dejará, a buen seguro, un amplio abanico de triunfadores.

La ceremonia, según pudo saber Efe, contará con un alto contenido político, y Univision, la cadena que emitirá en directo la gala, cortará la conexión para dar paso al discurso del presidente de EE.UU., Barack Obama, que anunciará sus esperadas acciones ejecutivas sobre inmigración.

Los hermanos mexicanos Jesse & Joy, cinco veces ganadores de un Grammy Latino, optan en esta ocasión a los premios de mejor grabación, mejor canción y mejor vídeo musical largo y tratan de "saborear" lo que les está ocurriendo.

Actualmente están poniendo fin a su gira y van a empezar a grabar su próximo álbum en Londres en breve.

"Esto es la guinda del pastel", dijo Jesse en referencia a los Grammy Latino.

"Me emocionó mucho que nos nominaran por tercer año consecutivo a canción del año, nos incentiva a seguir escribiendo y nos inspira más", apuntó el artista, que tocará con Pablo Alborán en la gala de hoy y que para el veterano grupo argentino Los Cafres será la primera incursión en los Grammy Latino.

"No suelo pensar en premios, pero como este es tan grande, me da un poquito de nervios, hasta me he comprado ropa para estar presentable en las galas", explicó su cantante Guillermo Bonetto, el único integrante de la banda que viajó hasta la "ciudad del pecado".

Los Cafres optan al galardón de mejor álbum de música alternativa por su disco de éxitos "Los Cafres - 25 Años De Música!" y no se obsesionan con ganar.

"Sabemos que hay gente que tiene apoyo más grande, que son chicos bonitos, nosotros somos tipos feos que hacemos música, pero es muy valioso estar aquí", comentó Bonetto.

Los colombianos Doctor Krápula aspiran en esta ocasión a llevarse un Grammy Latino después de acumular ya cinco nominaciones, dos de las cuales se dirimen en la presente edición: mejor álbum rock y mejor canción rock.

Su caso es especial. Se postularon a los premios de la Academia Latina de la Grabación con "Ama-Zonas", un trabajo que llevó dos años de elaboración, más de una veintena de colaboraciones, se grabó en un estudio doméstico y se distribuyó gratuitamente con el objetivo de crear conciencia sobre la conservación de la selva amazónica.

Las candidaturas fueron un reconocimiento a sus esfuerzos, contó a Efe el batería Nicolás "Niko" Cabrera y, según añadió el cantante Mario Muñoz, permitirá amplificar su voz.

"No puedes hacer una revolución tocando en los bares. Si el canal que transmite los Grammy Latino lo ven 120 millones de personas y puedes levantar un premio, puedes enviar un mensaje contundente que es importante", aseguró Muñoz.

El bajista David Jaramillo indicó que si ganaran un gramófono dorado aprovecharían el momento ante las cámaras para acordarse de quienes "han muerto luchando y defendiendo la tierra en América".

Para la española Vega, candidata en la categoría de mejor álbum pop/rock por "Wolverines", la nominación tuvo un sabor especial.

Su primera candidatura fue en 2012 y estuvo rodeada de relaciones difíciles con grandes sellos discográficos. En esta ocasión el trabajo fue "un conejillo de indias" salido de su propia empresa, La Madriguera Records.

"(La nominación) sabe diez mil veces mejor", manifestó la cantautora, única mujer en una categoría de hombres, algo que le hace sentirse orgullosa.

Vega no esconde la sonrisa ante la posibilidad, remota según dice, de imponerse a sus colegas, muchos respaldados por discográficas con las que tuvo relación en el pasado.

"A lo mejor no tengo el 'hit chicloso', pero puedo aportar música pop/rock distinta. (Si ganara) me daría tanta risa que igual no me bajan de ahí (el escenario) ¡Miradme bien!", exclamó la artista.

El programa incluirá 20 actuaciones, entre las que estará Chris Brown con Pitbull y Wisin, Ricky Martin con Camila, Pepe Aguilar con Miguel Bosé y también el proclamado Persona del Año por la Academia de la Grabación, Joan Manuel Serrat.