•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Su formación artística la inició en escuelas regionales provinciales en las que afirma captan a niños del campo con talento, y posteriormente siguió sus estudios en la Escuela Nacional de Arte, en la que inscribían solo a diez talentos de todo el país; así llegó hasta La Habana.

Sin embargo, en sus años de adolescencia y juventud migró hacia Europa y empezó a nutrirse del conocimiento de esas otras culturas.

“Me fui por varios países y siento que hay un momento en el que la vida te pone en perspectiva de elegir si tenés interés de seguir pintando o no, y yo lo seguí haciendo bajo cualquier situación, aunque reconozco que muchas veces dejé de hacerlo, pero sentía la necesidad de hacerlo siempre”, señaló Turro. Actualmente Arnolkis Turro tiene abierta la exposición “Mirada Cíclica” en Galería Códice, en la que exhibe 14 piezas que ha trabajado desde 2005, año en que llegó a Nicaragua. La muestra estará abierta hasta la primera semana de diciembre.

Exposición

“Después que tuve el alejamiento del Caribe, llego a Nicaragua donde empiezo a desarrollar el trabajo que había desarrollado en Alemania, muy marcado por la nostalgia, esa sensación de extrañar la vida diaria del campesino, así como la diversidad de árboles, formas y colores que para un pintor es enriquecedor a la hora de crear el mundo propio”, señaló Turro.

Asimismo, asegura que en sus obras la escenografía es el Caribe y que se nutre al interactuar con personajes como los mismos pescadores del lago Cocibolca, un lugar que él imagina como un propio mar, auténtico, con un paisaje diferente según cada uno.

Sobre la técnica aseveró que en su obra hay predominio de óleo sobre lienzo, aunque reconoce que es inevitable tener conexión con otras técnicas que complementan, por ello se apoya en la acuarela para hacer bocetos y en carboncillo, así como en lápices, por lo tanto termina haciendo técnica mixta para construir elementos.

Finalmente, Turro dijo que no quiere salir de Nicaragua y que este es el país en el que desea morir, porque tiene un entorno de amigos grande y está muy cómodo.

 

2005 el año en que el artista plástico de origen cubano llega a Nicaragua.