•   Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • EFE

A los 16 años, Charlize Theron dejó su casa en Sudáfrica para iniciar una carrera como modelo en Milán, Italia, tras ganar un concurso local. A pesar de que se veía como bailarina, una lesión la alejó de ese sueño por completo. Un cazatalentos la descubrió y empezó a estudiar actuación.

En 2003, ganó un Óscar como mejor actriz por su interpretación de la asesina en serie Aileen Wuornos en la película “Monster”, lo que la convirtió en la primera africana en recibir el premio en esa categoría.

Pero su caso no es único. Muchas de las grandes estrellas de Hollywood, antes de protagonizar películas o famosas series de televisión, han tenido que sacar provecho de su belleza trabajando como modelos.

La carrera de varios actores y actrices de éxito empezó delante de una cámara fotográfica o en una pasarela de moda. Tiempo después tuvieron que mostrar que eran más que una cara bonita.

Chicas de revista

La agencia de modelos Elite Model Management firmó contrato con Cameron Díaz cuando apenas tenía 15 años de edad. Posó para diseñadores como Calvin Klein o Levi’s, fue portada de la revista Seventeen en julio de 1990, pero decidió dedicar su vida al cine, donde ha destacado con cuatro nominaciones a los premios Globo de Oro.

A esa misma edad, Uma Thurman también fue contratada como modelo. Por su belleza, de inmediato fue portada de revistas como Glamour y Vogue. Tres años después ya había encontrado su vocación en el cine, donde debutó en la cinta “Johnny be good” (1987). Pero se hizo mundialmente famosa gracias  a sus trabajos en “Pulp Fiction” (1994) y en la saga de “Kill Bill”, dirigidas por Quentin Tarantino.

Por su parte la actriz de cine, televisión y teatro, Brooke Shields, comenzó en el modelaje antes de cumplir un año, apareciendo en un comercial del jabón Ivory.

Su madre le sugirió dedicarse también a la actuación y, en 1978, recibió una oferta del cineasta francés Louis Malle, quien buscaba una niña para el papel protagónico de su controvertida película “Pretty Baby”.

Hoy no se le recuerda por sus trabajos como modelo y más bien se hizo memorable por su papel en la cinta de culto “The Blue Lagoon”, en la que dio vida a Emmeline Lestrange, junto a Christopher Atkins, que actuaba como su hermano.

También fueron modelos

El cantante y actor estadounidense Mark Wahlberg tuvo que luchar para demostrar que era más que un cuerpo musculoso. Al inicio obtuvo fama por ser el hermano de Donnie Wahlberg, líder de la banda de música pop adolescente New Kids on the Block. Pero en 1992, unos anuncios en ropa interior de la firma Calvin Klein, junto a Kate Moss, lo llevaron a ser considerado una de las 50 personas más bellas del mundo por la revista People.

Dar el paso hacia la actuación no fue fácil, pero de papeles menos complejos ha pasado a tener retos interesantes en el cine, que incluso lo llevaron a ser nominado a los Óscar 2007 en la categoría de mejor actor de reparto debido a su papel en “The Departed”.

Mientras luchaba por establecerse en el mundo del cine, Brad Pitt trabajó como chofer y hasta se vistió como la mascota de un restaurante para pagar sus lecciones de teatro.
 
Hoy es alabado por su trabajo actoral, por el que ha sido nominado en tres ocasiones a los premios Óscar y en cuatro a los premios Globo de Oro. Con una carrera consolidada, ha prestado su imagen como modelo a alguna de las firmas más importantes del mundo de la moda.

Lo mismo le pasó a Kellan Lutz antes de actuar en la saga “Twilight”. Fue modelo de Abercrombie & Fitch y participó en el vídeo musical “With love” de Hilary Duff.