•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Dos años después de la muerte de la diva de la banda, la mexicana Jenny Rivera, el diario El Universal --con sede en el país azteca-- destaca que la fortuna de la artista ha crecido increíblemente, pasando de 25 a ¡300 millones de dólares!

Pese a que la prensa de espectáculo auguró que los Rivera perderían el dinero dejado por la artista, el manejo adecuado por parte de Rosie Rivera, hermana de la diva, rindió frutos.

Su legado es rentable

El Universal señala que aumentar la fortuna de Jenny, con ella muerta, se debe a los dotes de su hermana como empresaria. Rosie en los últimos dos años firmó un contrato con Universal por un material inédito de Jenni, el tequila “La Gran Señora”, abrió una tienda de ropa, autorizó un libro autobiográfico, vendió los derechos de la película de la vida de Jenny, y un perfume, entre otras cosas.

La gran fortuna pertenece en su totalidad a los cinco hijos de Jenny Rivera, reportó el diario, mientras que Rosie, y sus otros hermanos Juan y Gustavo reciben sueldos como empleados.

Trágico final

Jenny Rivera murió el 9 de diciembre de 2012 en un accidente aéreo, cuando el avión donde viajaba junto a seis personas más tuvo fallas mecánicas y se precipitó. La diva de la banda en su último día de vida ofreció un concierto a sus fanáticos de la ciudad de Monterrey y se dirigía a Toluca para brindar otro espectáculo.

En el aniversario de su muerte, la familia ofreció un pequeño concierto el pasado domingo y el propio martes, su madre --doña Rosa-- convocó a sus fans a la puerta de su casa para arrojar globos blancos.

43 Años tenía la diva de la banda al momento de morir.