•   Madrid, España  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La del sábado en Madrid no fue la primera vez que Joaquín Sabina temió desmayarse sobre el escenario. Ya en Tijuana (México), “hace unos tres años, tuvo un cuadro parecido, se pensó que podría ser algo del corazón, suspendió y al día siguiente hizo un concierto memorable”, dijo a Efe su representante.

Él ha confirmado que se mantiene el segundo concierto en la capital española, previsto para hoy, y, a falta de hablar de nuevo con el artista, añadió que este se encuentra “bien” tras el episodio de pánico escénico que le llevó a terminar antes de tiempo el accidentado primer “show” en la capital española.

Todo en orden

“Si Joaquín estuviese mal, sería el primero en pararlo”, insistió, en un intento por apaciguar las aguas y tranquilizar a las más de 10,000 personas que asistirán a esta nueva cita y que agotaron en un par de horas todas las entradas puestas a la venta.

Fue el mismo Sabina quien reveló durante su primer directo en el Barclaycard Center (antiguo Palacio de Deportes de Madrid) que acababa de sufrir “un Pastora Soler”, en referencia a un hecho similar que llevó a esta cantante andaluza a dejar temporalmente los directos y del que solo unos días antes hablaba con sus más allegados de la forma más “normal”.