•   Berlín, Alemania  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La adaptación cinematográfica del éxito editorial “Fifty Shades of Grey” es una de las cintas que más ha generado expectativas desde que se dio a conocer que sería llevada a la pantalla.

Mucho se ha dicho sobre ella y finalmente se anunció que se estrenará a nivel mundial en el próximo Festival Internacional de Cine de Berlín, la Berlinale, que se celebrará entre el 5 y el 15 de febrero de 2015.

Así lo indicó ayer la organización del festival en un comunicado, donde precisó que el pase único tendrá lugar en una gala especial el 11 de febrero.

[Cine: El nuevo tráiler de 50 sombras de Grey agudiza las expectativas]

Sobre la alfombra roja de la Berlinale desfilarán, según indicaron, junto al director del filme, Sam Taylor-Johnson, y a la autora del libro, Erika Leonard James, los dos actores protagonistas, Dakota Johnson y Jamie Dornan.

El largometraje tendrá así su preestreno oficial en Berlín antes de llegar a las salas de cine de decenas de países --entre ellos España, Chile, México, Argentina y Brasil-- entre ese día y el 13 de febrero.

Crítica

Taylor-Johnson, realizador de “Nowhere Boy”, dirige este largometraje producido por Michael de Luca, Dana Brunetti y la propia autora del libro. El guión ha corrido a cargo de Kelly Marcel.

La versión para la gran pantalla de este bestseller ha pasado en los últimos meses por distintas polémicas, como la que se generó a raíz de la primera selección de actores y que llevó a la dirección a sustituir al protagonista masculino.

Cabe recordar que el tráiler de la cinta ha sido el más visto de 2014, con 100 millones de visualizaciones en una semana. Con esa cifra ha superado a producciones como ‘Star Wars’, ‘Jurassic World’ y ‘El Hobbit’. "Sé que nunca podré complacer a los 100 millones de personas que han leído el libro. Me sentiré afortunado si la mitad de todos ellos están contentos conmigo interpretando a Christian Grey.", dijo en una entrevista Jamie Dornan, que está en su primer protagónico de gran presupuesto y cree que los críticos tienen los cuchillos afilados.