•   Estelí, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

A dos meses de cumplir sus 97 años, el reconocido trovador de Las Segovias, Felipe Urrutia Delgadillo, se rindió a la muerte la noche del 26 de diciembre de 2014, dejando un legado de humildad y cultura.

Urrutia expiró en su casa de habitación ubicada en la comunidad El Limón, situada en Estelí. Fue recopilador de polcas, valses y mazurcas. Lo llamaban “El trovador de Las Segovias” y en la década de los 80 creó el grupo musical “Don Felipe y sus Cachorros”, compuesto por hijos y nietos.

Felipe Urrutia Delgadillo fue un baluarte de la música norteña que se mantuvo incólume, firme como un roble y con la terquedad que desde joven lo determinó. Con el doctor Ulises González Hernández hacía tertulias y convertían la casa del médico en escenario de artistas.

RECONOCIMIENTOS

Urrutia viajó a Estados Unidos, Cuba y México entre otras naciones donde dio a conocer la música nicaragüense. Casi al finalizar la década de 1980, en tiempos del primer periodo del gobierno sandinista, la entonces Empresa Nicaragüense de Grabaciones Culturales, ENIGRAC, grabó un disco. También grabó un casete con varias de sus piezas musicales recopiladas y las mismas trascendieron las fronteras continentales porque se conocieron en países europeos.

Fue declarado Hijo Dilecto de Estelí y merecedor de la orden nacional Augusto C. Sandino. Según la historia, Urrutia participó en la lucha en defensa de la Soberanía Nacional junto al General Augusto C. Sandino.