•  |
  •  |

Aprovecha estos últimos días del año “para rayar el cuadro” del 2015. Haz tu lista de propósitos de lo que debes mejorar, incluye aspectos personales, emocionales y no dejes por fuera tu propio estilo de vida.

Les comparto algunos sencillos consejos que les ayudarán a iniciar el año de forma más saludable:

1 Trata de comer cada día mejor: para esto debes ver los alimentos como tu fuente de energía y de vida; aprende algunos tips de nutrición para elegir mejor. Ingiere los nutrientes necesarios para estar más saludable.

2 Consume comida casera: trata de organizarte para ingerir la mayor parte del tiempo comida preparada en casa; los ingredientes y la forma de preparación serán muchos más sanos de esta forma. Come fuera de casa máximo una o dos veces por semana y elige lo más sano del menú.

3 Come de forma variada: recuerda comer de todo un poco, incluye alimentos de todos los grupos alimenticios, sin abusar de ninguno. Nuestro cuerpo necesita grasas, proteínas y carbohidratos para funcionar adecuadamente.

4 Incluye cinco porciones de fruta y vegetales: no olvides que a lo largo del día debes incluir frutas como meriendas o acompañantes de uno o dos tiempos de comida, además vegetales y ensaladas, tanto en el almuerzo como en la cena.

5 Incrementa el consumo de agua: incluye de 1.5 a 2 litros de agua al día, es indispensable para la salud de nuestro organismo. Fíjate la meta de consumir una cantidad de 20 onzas aproximadamente en la mañana, otras tantas en la tarde y la noche, más lo que consumes con cada tiempo de comida.

6 Come al natural: trata de incluir la mayor parte del tiempo comida que sea natural, evitando el exceso de productos procesados, embutidos, comida precocinada o solo de calentar. Los alimentos que son más naturales tienen mayor cantidad de nutrientes, antioxidantes, vitaminas y minerales.

7 Frituras una a dos veces por semana: vigila que en casa consuman un aceite saludable y limita los alimentos fritos; estos tienen el triple de calorías.

8 Escoge carbohidratos saludables: las harinas como fuente de energía deben ser integrales, pues aportan gran cantidad de fibra que facilita el tránsito intestinal y ayuda a mantener controlados los niveles sanguíneos de glucosa, colesterol y triglicéridos. Recuerda que también debes mantener una proporción saludable de carbohidratos en cada uno de tus platos. Es decir, estos deben estar compuestos por proteínas, carbohidratos en forma moderada, un poco de grasa, y por supuesto, los vegetales y las ensaladas no deben faltar.

9 Incrementa la actividad física: comienza el año ejercitándote, programa de tres a cinco días por semana para realizar la actividad física que más te guste.

10 Descansa, duerme y relájate: no olvides que es muy importante asegurar ocho horas de sueño diario, porque nuestro cuerpo requiere de este tiempo para repararse y cargar baterías.

 

¡Les deseo un 2015 de muchos éxitos, prosperidad y salud!