•  |
  •  |

Cada año nuevo las personas escriben su resolución de año nuevo esperando mejorarse, solo para abandonarlas para febrero o marzo. Este proceso se inicia para fortalecer la autoestima y mejorar vidas; si resulta en fracaso, termina dejando a las personas con una mentalidad de “incapaz” o “perezoso” o cualquier otra sensación negativa. Pero, ¿será esto verdad? O solo nos juzgamos incorrectamente.

La verdad es que la gente fracasa, no por fuerza de carácter o de voluntad. Más bien porque no piensan bien sus objetivos, sus metas. Tienden a cometer errores, que abordaremos hoy y que pueden aumentar la posibilidad de tener éxito.

Demasiadas intenciones: muchos preparan una lista de metas de Año Nuevo más grande que la lista que mi hija le prepara al niño Dios. La resolución de año nuevo no debe confundirse con una lista de deseos, son intenciones a corto plazo. El tratar de crear demasiados nuevos hábitos a la vez, puede ser mentalmente cansado. Te recomiendo enfocarte en no más de tres cosas.

Metas generalizadas

Nuestras metas deben ser medibles. “Quiero perder peso”, está bien, pero no tengo en realidad cómo medir mi progreso. Mejor proponerse perder 15 libras para el 30 de junio. Esto te permite tener un tiempo y una cifra específica que sirve para evaluar si estamos o no teniendo éxito.

Metas no realistas

Hay quienes quieren perder más de 50 libras en 1 mes, ¿es algo que puede lograrse? Sí. ¿Es algo saludable y puede ser un cambio a largo plazo? No. Uno no va a cumplir metas no realistas, todo debe ser “simplemente correcto,” no muy fácil y no muy difícil.

No estás cambiando tu entorno

Este es un punto que muchos pasan por alto. Para alcanzar un cambio, hay partes del ambiente diario que debe ser alterado. ¿Quieres perder peso y en tu casa todavía hay comida que no va a ayudar a tu causa?

Planificación inadecuada

Un error común es crear la lista de objetivos, pero sin pensar cómo obtenerlo. Viene el 1 de enero y no hay ideas sobre cómo iniciar.

Invierta tiempo y piense cómo puede lograrlo. Plantéese metas pequeñas, específicas y encuentre cómo lidiar con las distracciones.

Por encima de todo no complique las cosas, manténgalo lo más sencillo posible:

 

Mi resolución de año nuevo es _____________________ mi fecha tope es ________________ las actividades que cambiaré, mejoraré, iniciaré o dejaré de hacer para llegar a mis metas son: __________.