•   San Juan, Puerto Rico  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El reguetonero puertorriqueño Don Omar se prepara para un 2015 cargado de compromisos que incluyen un nuevo disco y la mudanza a Los Ángeles para potenciar su carrera en el cine y de piloto de automóviles de alta velocidad en EE.UU.

"Empezamos el 2015 con el pie derecho", resaltó de entrada en entrevista hoy con Efe Don Omar, después de haber lanzado hace dos semanas por YouTube el concierto "Hecho en Puerto Rico", que realizó el año pasado en su isla natal y que ha sido visto por miles de personas.

William Omar Landrón, nombre verdadero del artista, admitió que el trabajo de producción de su nuevo álbum, "The Last Don 2", que espera que vea la luz en febrero o marzo próximos, será para probarle a sus seguidores y al género urbano que aún tiene el potencial de seguir cantando reguetón.

"Yo quisiera cumplir con mis fanáticos. Musicalmente no puedo quejarme. Me gusta que me subestimen. ¿Qué mejor que el mejor crítico sea uno mismo? Quisiera devolverle un gran momento a la venta de discos de la música urbana", afirmó.

Dijo que su nuevo álbum, el quinto de estudio y que será distribuido por Universal Music Latino, incluirá la participación de Tego Calderón, Wisin y Yandel, Daddy Yankee, Plan B, Tony Dize y Nati Natasha, entre otros artistas.

Resaltó que tiene además en agenda realizar una gira mundial junto a Daddy Yankee, Wisin y Yandel.

"Todos nosotros estábamos buscando un sueño para echar hacia adelante y luego de alcanzarlo tenemos que demostrarlo en todos los proyectos", aseguró el llamado "rey" del reguetón, que en el pasado mantuvo diferencias con Daddy Yankee, autodenominado el "jefe" del género urbano.

Don Omar destacó sentirse "tranquilo" por el proceso que pasó durante dos meses después de que el pasado 17 de septiembre fuera detenido tras ser acusado de violencia doméstica contra su exnovia Rebeca López Zambrana.

Al reguetonero de 36 años le impusieron seis cargos, entre ellos, violencia doméstica, maltrato y amenazas contra López Zambrana.

Tras catorce horas de detención, Don Omar salió en libertad tras pagar una fianza de 600.000 dólares, aunque con un grillete electrónico, lo que no le impidió viajar a presentaciones.