•  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El nuevo BMW i8 puede considerarse un auto futurista, ecológico y elegante. Se trata del primer coche deportivo con valores de consumo y emisiones de un subcompacto. El punto fuerte de un híbrido radica en la perfecta sincronización del motor eléctrico y del motor de combustión que se traduce en máxima eficiencia y dinámica en el camino.

Un súper deportivo a primera vista. Frontal extremadamente bajo y amplio, silueta plana, superficies vigorosas y líneas precisas. Si se observa con más atención, una revolución muy bien concebida. Con un diseño que está al servicio de la función. La sustentabilidad y la eficiencia buscan a sus aliados en la dinámica y en la deportividad. En la carretera, el nuevo BMW i8 muestra la combinación de estos ideales: gran estabilidad con un manejo y estilo característico de un BMW.

Características

De este nuevo auto se puede destacar la mayor distancia entre sus ejes, voladizos cortos, mayor adherencia al asfalto, manejo en carretera como si estuviera unido a esta: el BMW i8 presenta todas las cualidades de un coche deportivo de pura raza. El frente es extremadamente bajo y ancho. Todo está pensado para optimizar la aerodinámica, pero lo que llama la atención a los amantes de los autos, son sus 362 caballos de fuerza y su velocidad máxima de 250 km por hora.

En los laterales, la forma de cuña, las líneas amplias y la silueta plana resaltan las cualidades dinámicas que se esperan de un coche deportivo. Desde el frontal hasta el costado, presenta un aspecto altamente dinámico y tridimensional. Las superficies y las líneas se superponen y entrelazan en el llamado “layering” (diseño por capas).

Todos los elementos de iluminación utilizan tecnología LED, la luz alta y baja están separadas ampliamente. La luz alta opcional con tecnología láser está incorporada a un marco con la típica forma de U de los BMW i, en donde se alojan las luces de conducción y las direccionales.

Los instrumentos y los indicadores del cuadro de mando es digital y cuenta con dos grandes pantallas de fácil manejo. La posición de los asientos de todos los pasajeros es especialmente profunda y los asientos estrechos de construcción ligera ofrecen una gran sujeción y confort, incluso si se toman las curvas a gran velocidad.

Puertas verticales

El carácter especialmente deportivo del nuevo BMW i8 resulta inconfundible a primera vista gracias a las espectaculares puertas de apertura vertical. Estas llamativas puertas son un gran atractivo visual y se integran perfectamente en las líneas de la carrocería aerodinámica. Al abrirse se elevan de una manera inconfundible.

Vistas desde dentro, las puertas resaltan el carácter deportivo del interior y conducen la mirada del conductor directamente hacia delante. El sistema para cerrar se encuentra en posición ergonómica en el interior del panel de la puerta y tiene un efecto decorativo.

250 kilómetros por hora alcanza el BMW i8.

362 caballos de fuerza es la potencia del motor.