• Los Ángeles, California, Estados Unidos |
  • |
  • |
  • AFP

Las nominaciones para la 87 edición de los Óscar han levantado críticas en Hollywood, porque ningún actor o actriz de color fue seleccionado para la estatuilla dorada.

“Haber nominado a “Selma” únicamente al Óscar por Mejor película y Mejor canción original es una vergüenza”, afirmó Tom O’Neil, fundador de la página web Goldderby.com, una referencia en el pronóstico de premios de cine en Estados Unidos.

La película “Selma”, de Ava DuVernay, que protagonizan esencialmente actores negros, entre ellos Oprah Winfrey y David Oyelowo, fue consagrada como “mejor película del año” por el popular sitio web de críticas de cine RottenTomatoes.com.

“Esto se debe a la falta de diversidad entre los miembros de la Academia, en un 93 por ciento blancos y 77 por ciento hombres de 63 años de edad en promedio. No es muy representativo del mundo real”, estimó Tom O’Neil, entrevistado por la AFP.

Ya se lo dieron el año pasado

Los miembros de la Academia “están muy retrasados con respecto al resto de la industria”, opinó Sasha Stone, del sitio web Awardsdaily.com.

“Eligieron solo a directores y guionistas hombres, y por supuesto blancos”, mientras que el exitoso autor Gillian Flynn era uno de los favoritos por el filme “Alma Salvaje” en la carrera por el Óscar al Mejor guión, agregó.

“Es una pena que la Academia no haya aprovechado la oportunidad para premiar a una primera directora negra”, insistió Stone en referencia a Ava DuVernay, directora de “Selma”.

“Selma es un filme excelente que seguramente se interpretó y dirigió solo, y de forma magnífica”, escribió de forma irónica el actor Joshua Malina en Twitter.

[Cine: Nica Gabriel Serra y su documental “La Parka” van por el Óscar]

“La industria del cine es como las montañas, entre más alto estás más blanco es”, reaccionó con sarcasmo el célebre activista negro Al Sharpton después de que se dieran a conocer las nominaciones de este año.

Sin embargo, Tom Nunan, productor y profesor en la School of Theatre film and Television de la Universidad de California en Los Ángeles, recordó que la película “12 años de esclavitud”, del director británico negro Steve McQueen sobre la esclavitud en Estados Unidos, ganó el año pasado el Óscar a Mejor película y Mejor guión, mientras que la actriz de color Lupita Nyong’o recibió la estatuilla a Mejor actriz de reparto.

“Estiman que ya lo dieron el año pasado”, sentenció por su parte Sasha Stone, fundadora de un sitio web dedicado a las recompensas cinematográficas.

No obstante, algunas voces no dudaron en defender a la Academia, subrayando que sus miembros eligieron a una afroamericana para dirigir su consejo de administración, Cheryl Boone Isaacs, o que actores como Forest Whitaker, Jennifer Hudson, Octavia Spencer o Mo’Nique han sido recompensados en ediciones pasadas.

“No veo ninguna prueba que demuestre que se cierran puertas debido al color de la piel. Jennifer Aniston tampoco fue seleccionada por el papel de su vida en ‘Cake’, ni ‘La gran aventura Lego’ como Mejor película animada”, a pesar de que era considerada como gran favorita, apuntó Nunan.

“Por supuesto, esto no quiere decir que no queda aún mucho por hacer para que haya más diversidad”, concluyó.

Histórica atracción por los papeles de discapacitados

Julianne Moore y Eddie Redmayne parten con grandes opciones de alzarse con el Óscar gracias a sus papeles de discapacitados en “Still Alice” y “The Theory of Everything”, respectivamente, una fórmula que históricamente ha atraído el voto de los académicos.

Moore es la favorita absoluta para alzarse con la estatuilla gracias a un personaje que sufre los devastadores efectos del alzhéimer, mientras que Redmayne podría llevarse al gato al agua por interpretar a Stephen Hawking, el célebre astrofísico británico que vive postrado en una silla de ruedas y sin posibilidad de hablar a causa de una esclerosis lateral amiotrófica.

Aunque Michael Keaton (“Birdman”) es quien lidera las apuestas en esa categoría, Redmayne tiene a su favor el hecho de encarnar a una figura real, el otro gran factor que tradicionalmente más se valora en la Academia, como lo demuestran los triunfos recientes de Matthew McConaughey (“Dallas Buyers Club”), Daniel Day-Lewis (“Lincoln”) o Colin Firth (“The King’s Speech”).

[Te interesa: Birdman” vuela hacia la gloria de los Óscar]