• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

El tiempo ‘vale oro’, reza un proverbio popular, que se podría aplicar perfectamente a la nueva colección de relojes de la marca suiza Omega, entre los que se encuentran los sensacionales relojes Seamaster Planet Ocean Ceragold, que vienen con una incrustación de oro de 18 quilates en un bisel (contorno) de cerámica a base de circonio, una primicia mundial.

El Seamaster Planet Ocean Chronograph Ceragold cuenta con una amplia caja de 45.50 mm en oro rojo de 18K. Sin embargo, el elemento más impresionante de su diseño es el anillo cerámico del bisel, a base de circonio, negro y pulido el que ofrece un marcado y espectacular contraste con la escala de inmersión en oro de 18K.

Fácil lectura del tiempo

La esfera, lacada en negro, la lleva en la misma subesfera, situada a las 3, tanto en el contador de 60 minutos como el de 12 horas, lo que permite una lectura prácticamente intuitiva del tiempo cronometrado. El pequeño segundero está situado a las 9. No menos impresionante es el calibre Omega 9301 Co-Axial que encierra el Seamaster Planet Ocean Chronograph Ceragold. Lanzado en 2011, fue el primer cronógrafo en la familia de movimientos Co-Axial patentados por la firma. El espectacular reloj se presenta con pulsera de piel negra y cierre desplegable de seguridad en oro rojo de 18K. También está disponible sin función de cronógrafo y con cajas en oro rojo de 18K, tanto de 37.5 mm como de 42 mm o 45.5 mm, según se informa en la página web de Omega.

El fondo de caja en cristal de zafiro permite ver claramente el calibre Omega 8521 Co-Axial, uno de los movimientos mecánicos más selectos del mundo. Este deslumbrante reloj tiene cuatro años de garantía.

Para buceadores

Como todos los relojes de la colección Planet Ocean, estos modelos tienen prestaciones para inmersión profesional, incluidos bisel giratorio unidireccional y válvula de escape de helio. Los índices aplicados están revestidos de Super-LumiNova blanco, que emite una luz azul, igual que lo están las agujas, facetadas, recubiertas de oro rojo y pulido. La excepción es el minutero, que emite una luz verde, lo mismo que el círculo del bisel de inmersión. Esta característica facilita a los buceadores, con solo una mirada, comprobar el tiempo transcurrido en inmersión. Este reloj es hermético, hasta (600 metros / 2,000 pies) bajo el agua.