•   Estados Unidos  |
  •  |
  •  |

A Lindsay Lohan se le ha hecho difícil vencer el virus del chikungunya, enfermedad que contrajo durante la tercera semana de diciembre pasado, justo cuando empezaba sus vacaciones de fin año. “Chikungunya” es una voz del idioma kimakonde (una lengua que se habla en el sureste de Tanzania) que significa “doblarse”, en alusión al aspecto encorvado que los pacientes toman debido a los dolores articulares. La mayoría de los pacientes se recuperan completamente, pero en algunos casos los dolores articulares pueden durar varios meses, o incluso años. Lohan ya lleva un mes y aún no sana por completo.

Precisamente, los insoportables dolores articulares y la fiebre elevada han obligado a la actriz a ingresar en el hospital King Edward VII’s esta semana. Según TMZ, la actriz ya ha recibido el alta médica. Según una fuente citada por esta web norteamericana, los médicos decidieron darle el alta el miércoles reciente porque la fiebre había remitido. Los especialistas han decidido remitir a la actriz a un especialista. Como no tiene tratamiento curativo, el tratamiento de esta enfermedad (que se transmite por la picadura de mosquitos infectados) se centra en el alivio de los síntomas. Al parecer, la madre de la actriz ha viajado a Londres para estar con ella.

No podía caminar

Lohan comenzó a encontrarse mal a finales del mes pasado. Al parecer, no podía ni caminar cuando llegó a Londres, procedente de la Polinesia Francesa. “Difícilmente podía caminar, tenía tanto dolor”, aseguró una fuente al New York Daily News.

“Estaba mejorando, pero con todo el viaje (antes de llegar a Londres, había pasado por Los Ángeles), el virus actuó de nuevo. Fue como una recaída”, aseguró una fuente cercana a la actriz.