•  |
  •  |
  • EFE

Gina Rodríguez es la latina del momento, convertida incluso en una “it girl” tras su exitosa aparición en la ceremonia de los últimos Globos de Oro, que la encumbraron como mejor actriz de comedia por su trabajo, en cuyo agradecimiento dejó claro que el galardón representa “una cultura que quiere verse a sí misma como héroes”.

Es decir, la cultura de quienes se han esforzado y han conseguido tocar con sus dedos el sueño americano, como recordó la actriz, de 30 años y nacida en Chicago de padres puertorriqueños.

“Gracias a mi madre y mi padre por decirme que soñara en grande y que nunca dejara de soñar”, dijo Gina en la gala de los Globos de Oro, recordando seguramente una niñez en la que muy pronto, dio rienda suelta a su vocación, cuando comenzó en el grupo de salsa Fantasía Juvenil.

“A nivel cultural, nací en Chicago y mi idioma es el inglés. El español es mi segunda lengua. En la serie, mi abuela me habla en español y yo contesto en inglés. Eso ocurre mucho entre los latinoamericanos de este país”, explica la actriz respecto a la serie de televisión que la ha situado directamente en el estrellato.

La historia

 «Jane the Virgin” relata la vida de Jane Villanueva (Gina Rodríguez), estudiante de magisterio, que trabaja en el New Miami Hotel y a quien su abuela (Ivonne Coll) le dejó claras dos cosas: las telenovelas son la mejor forma de entretenimiento y perder la virginidad, es lo peor que le puede ocurrir a una mujer.

De ahí el trauma psicológico que sufre al resultar inseminada artificialmente por error en un chequeo ginecológico, cuando sus planes eran perder la virginidad el día de su boda con su prometido Michael (Brett Dier).

“La relación de Jane con su madre y con su abuela refleja muy bien la forma de ser de los latinoamericanos en EE.UU., cómo somos todos. Es una historia muy humana”, explica la actriz, que debutó en televisión en series como “Law & Order” (2004), y después ha aparecido en capítulos de “The Mentalist” y “The Bold and the Beautiful” (2011-12).

Del amplio reparto de la serie, destaca especialmente, su trabajo con el actor mexicano Jaime Camil, a quien “todo el mundo quiere porque es muy auténtico y generoso”.

SEGUNDA GENERACIÓN

Según explica Gina Rodríguez, “Jane The Virgin” refleja muy bien la vida de los latinos de segunda generación en EE.UU.: “Es justo como hablamos en nuestras casas, nuestros padres nos hablan en español y nosotros contestamos en inglés. Al fin y al cabo, somos estadounidenses. Así que esa dinámica es precisamente lo que está pasando en este país, y es algo que nunca se ha visto en televisión”.

 Se formó desde muy joven en la cultura del esfuerzo de su familia --su hermana mayor trabaja como encargada de inversiones en un banco de Boston y la mediana es médico-- ya a los 16 años comenzó a estudiar teatro en la Universidad de Columbia de Nueva York, para ampliar luego su formación en el Tisch School of the Arts de la Universidad de Nueva York.

Mientras espera el estreno de sus dos últimos rodajes cinematográficos, “Sharon 1.2.3” y “Sticky Notes”, esta última junto a Ray Liotta, la actriz hispana se muestra feliz por haber triunfado con un género, el de la telenovela, del que también se siente parte.

Y en su terreno concreto, el de los actores jóvenes, lo tiene claro: “Yo no soy la típica niña de Hollywood, y estoy aquí, ¿no? Pues si yo he podido lograrlo, tú también puedes. Puedes hacerlo diez veces mejor”.